La anunciada llegada de nuevos aranceles impuestos por la Comisión Europea a las importaciones de coches eléctricos chinos entrará en vigor el 4 de julio, incluso con carácter retroactivo si antes del 2 de noviembre no se alcanza un acuerdo diferente entre las autoridades de Bruselas, el Gobierno chino y los fabricantes de aquel país.

La propuesta europea consiste en añadir al actual impuesto del 10% un gravamen adicional sobre los coches con batería importados de China, que oscila entre un mínimo del 17,4% y un máximo del 38,1%.

Esto significa que algunos coches eléctricos chinos vendidos en el Viejo Continente podrían tener que pagar un arancel total de hasta el 48,1%, lo que obligaría a los fabricantes a subir los precios en una cantidad aún indeterminada.

Tesla anuncia las primeras subidas de precios

El primer fabricante de automóviles en confirmarlo es Tesla, que para su Model 3 producido en gran parte en la Gigafactoría de Shanghái para Europa habla de una posible subida de precios a partir del 1 de julio de 2024 "debido a los aranceles de importación previstos".

Tesla Model 3

Tesla Model 3

Pero, ¿cuáles son los otros modelos 'Made in China' que ya se venden en Europa y que pronto podrían experimentar importantes subidas de precio? Conozcámoslos juntos.

Derechos diferentes para grupos diferentes

De momento, la Comisión Europea planea gravar de forma diferente los distintos grupos chinos y sus coches eléctricos en función de las ayudas estatales ya recibidas en su país y del nivel de cooperación durante la fase de investigación iniciada antes de la propuesta de los nuevos aranceles.

Así, hay grupos como BYD que se preparan para hacer frente a un impuesto adicional del 17,4%, y Geely, que ve cómo el impuesto europeo aumenta un 20%, mientras que SAIC, conocida en Europa por su marca MG, se enfrenta a un gravamen del 38,1%.

¿En cuánto subirán los precios?

Con los datos disponibles hasta la fecha y a la espera de confirmación y posibles cambios antes del 2 de noviembre, no es fácil saber cuánto subirán realmente los precios de los coches eléctricos chinos.

De hecho, por el momento no es posible saber si los fabricantes chinos decidirán repercutir el sobrecoste de los nuevos aranceles en el precio final de sus automóviles y en qué medida. No obstante, es posible y concebible que en los próximos meses se produzcan aumentos del precio del orden del 20% o más.

Grupo BYD (17,4%)

En este caso, se espera que el nuevo arancel más bajo lo pague el Grupo BYD, un 17,4%, que se reflejaría en parte en el precio de los numerosos coches eléctricos ya vendidos en Europa y que están en camino.

BYD ACT 3

BYD ATTO 3

BYD Dolphin

BYD Dolphin

Entre ellos están los compactos Atto 3 y Dolphin, pero también las berlinas Han y SEAL, así como los SUV Tang y SEAL U.

BYD SEAL

BYD SEAL

 BYD SEAL U

BYD SEAL U

Tampoco hay que olvidar las llegadas previstas a Europa de la marca Denza con el monovolumen Denza 9 y el deportivo Denza Z9 GT, el Fangchengbao Bao 5 y el superdeportivo Yangwang U9, todos ellos en el punto de mira de los nuevos impuestos.

Grupo Geely (20%)

Otro de los grupos chinos que se enfrentará a la considerable subida de aranceles en Europa (20%) es el Grupo Geely, al que pertenecen smart, Volvo, Polestar, Lotus y Lynk&Co., entre otras marcas.

Volvo EX30

Volvo EX30

smart #1

smart #1

Sin embargo, el grueso de las importaciones de eléctricos en Europa está representado actualmente por el Volvo EX30, pero también por los smart #1 y smart #3, el Polestar 2, los Zeekr 001 y Zeekr X y el Lotus Eletre.

Polestar 2

Polestar 2

Lotus Eletre

Lotus Eletre

Otros modelos que llegarán a Europa, como el Volvo EX90, los Polestar 3 y 4 o el Lotus Emeya, también se verán afectados por las próximas subidas de precios debidos a los nuevos aranceles.

Grupo SAIC (38,1%)

El grupo más afectado por los nuevos derechos de importación europeos es también el mayor de los gigantes chinos, SAIC Motor, que ahora está presente en Europa bajo la marca MG y se prepara para pagar un impuesto adicional del 38,1%.

MG4

MG4

MG Marvel R

MG Marvel R

Así, ante los aumentos de precios a partir de julio se encuentran modelos alimentados por baterías como el compacto MG4, el MG5 wagon y los SUV Marvel R y MG ZS EV, sin olvidar el próximo Cyberster.

También están consiguiendo pequeñas cifras de ventas los monovolúmenes eléctricos Mifa 9 y Maxus Euniq 5, otros candidatos al aumento de precio.

Aiways, BMW Brilliance Automotive, Chery, FAW, Dongfeng, Great Wall, Leapmotor, Nio, Tesla, Xpeng (21%)

Los que se enfrentarán a un impuesto adicional del 21% son otros grupos que participaron en la investigación de la Comisión Europea sobre los derechos, como Aiways, BMW Brilliance Automotive, Chery, FAW, Dongfeng, Great Wall, Leapmotor, NIO, Tesla y Xpeng.

Recordemos que Aiways ya vende el U5 y el U6 en Europa, mientras que BMW comercializa el iX3 y Chery ofrece un par de modelos bajo diferentes marcas, entre ellos el Omoda 5.

BMW iX3

BMW iX3

Omoda 5

Omoda 5

FAW está actualmente en Europa con el gran SUV eléctrico Hongqi E-HS9 y Dongfeng ofrece el Forthing Friday EV y el Voyah Free, así como el Dacia Spring fabricado junto con Renault. GWM vende aquí el Ora 03.

Dacia Spring

Dacia Spring

Leapmotor T03

Leapmotor T03

Leapmotor ya vende el pequeño T03 en algunos países europeos y se prepara para importar el C10, que pronto podría producirse en Europa, mientras que NIO, otro candidato al impuesto adicional del 21%, ofrece los SUV de baterías EL6, EL7, ES8, ET5 y ET7.

Nio EL6

Nio EL6

Xpeng G9

Xpeng G9

Tesla, por su parte, produce en China el mencionado Model 3 para el mercado europeo y probablemente una pequeña parte del Model Y, mientras que Xpeng vende los modelos G9 y P7 en el Viejo Continente.

Otros (38,1%)

En cambio, otros fabricantes chinos de coches eléctricos, no especificados, tendrán que pagar un arancel del 38,1% sobre los modelos fabricados en Asia e importados a Europa. Entre ellos podrían incluirse los modelos eléctricos producidos en China y vendidos en Europa por otros grupos como JAC o Yudo, así como algunos eléctricos chinos 'insospechados' con marca europea.

Entre ellos se encuentra el nuevo CUPRA Tavascan producido en China por Volkswagen y JAC, mientras que no está claro si el nuevo MINI Cooper eléctrico fabricado en Zhangjiagang por BMW y Great Wall Motor entra en el ámbito del anterior acuerdo con un impuesto del 21%.

CUPRA Tavascan

CUPRA Tavascan

MINI Cooper SE (2024)

MINI Cooper SE (2024)

DR 1.0

DR 1.0

Un velo de incertidumbre envuelve también la posible serie de nuevos aranceles europeos que podrían afectar a los coches eléctricos construidos en países europeos sobre la base de modelos chinos, como el DR 1.0 italiano, que tiene su origen en el Chery eQ1.

Para ellos, deberían aplicarse las normas de determinación del origen de los productos indicadas por la propia Comisión Europea, según las cuales el país de producción es aquel en el que se forma al menos el 45% del valor añadido del coche.

Posibles soluciones

Si la Comisión Europea y los fabricantes chinos no llegan a un acuerdo para cambiar o reducir los aranceles, entonces sería aún más urgente que algunos coches eléctricos chinos empezaran a producirse en Europa.

Por ejemplo, Tesla podría intensificar su producción del Model 3 en la Gigafactoría de Berlín para no tener que importar la berlina eléctrica de China, mientras que Volvo se vería estimulada a acelerar el inicio de la producción del EX30 en Gante (Bélgica), prevista para 2025.

Con el mismo objetivo, a saber, hacer más europeos los coches eléctricos chinos y evitar así los aranceles a la importación, BMW se dispone a ensamblar el nuevo iX3 en Hungría. También se abrirá una nueva fábrica de BYD en Hungría, mientras que Chery ha elegido España y Leapmotor, Polonia. Great Wall Motor y SAIC también buscan activamente un nuevo centro de producción europeo.