Después de muchas elucubraciones, la normativa Euro 7 de emisiones contaminantes será más laxa de lo que inicialmente se preveía, así que los utilitarios de combustión deberían aguantar unos años más en el mercado. No obstante, tristemente, parece que el destino del Audi A1 Sportback está marcado y no habrá una nueva generación.

Es una pena, porque hablamos del turismo del segmento B más lujoso, con permiso del MINI 5 puertas y el inminente Lancia Ypsilon (el DS 3 ya desapareció, al igual que el Alfa MiTo). Además, la versión crossover allstreet aporta un punto extra de distinción y una imagen llamativa, más aún con el acabado Adreline Black Edition y el motor 1.5 TFSI de 150 CV, que lo convierten en un pequeño GTI.

El Audi A1 allstreet 35 TFSI, en cinco puntos clave:

Galería: Prueba Audi A1 allstreet Adrenalin 35 TFSI S tronic

Diseño

Ser la variante tope de gama de un vehículo premium implica una estética llena de detalles distinguidos. Por ejemplo, la carrocería bicolor, diversos componentes en negro (logotipos, cubiertas de los retrovisores, parrilla, molduras…), los faros LED o las bonitas llantas de aleación de 18 pulgadas, que forman parte del catálogo opcional. Pero sobre todo, destaca por las protecciones camperas, también en negro, a lo largo del perímetro inferior de la carrocería, con las que podríamos calificarlo como un Audi allroad a escala.  

Cabe recordar que el A1 allstreet comparte plataforma MQB A0 con otros modelos del Grupo Volkswagen, como los SEAT Ibiza y Arona, los Volkswagen Polo, T-Cross y Taigo, o los Skoda Fabia, Kamiq y Scala. De hecho, el coche se fabrica en Martorell, Barcelona, junto con los SEAT recién mencionados.

Con sus 4,04 metros de longitud, el coche está situado en el corazón de los utilitarios, si bien los 4 centímetros de altura libre al suelo extra le aportan una versatilidad suficiente como para adentrarse por caminos y, sobre todo, para no temer dañar los bajos al aparcar, con los bordillos cada vez más elevados de las ciudades.

Prueba Audi A1 allstreet 35 TFSI
Prueba Audi A1 allstreet 35 TFSI
Prueba Audi A1 allstreet 35 TFSI

Interior

El habitáculo también es de los más distinguidos de su clase. La instrumentación digital configurable, así como la pantalla central y la calidad de los mandos así lo corroboran. En este punto, mejoraría la calidad percibida de las puertas, con plásticos duros propios de cualquier vehículo generalista. Como contrapunto, la tapicería tipo retro (nos recuerda algo a la tartán del Golf GTI) nos parece un acierto total.

Siempre defendemos la mezcla de pantallas y mandos convencionales, y en el A1 no es una excepción. El resultado es una ergonomía sobresaliente y, por ende, una gran seguridad a los mandos pues no se dan peligrosas distracciones. Además, gracias a los amplios reglajes del volante y los asientos, se coge rápidamente la postura de conducción.

Prueba Audi A1 allstreet 35 TFSI
Prueba Audi A1 allstreet 35 TFSI
Prueba Audi A1 allstreet 35 TFSI

Por cierto, la palanca del cambio tiene un tamaño normal, no es la minimalista del A3 Sportback. Esta última da una imagen más moderna, pero no la encuentro ventajas prácticas. En cambio, sí resulta algo vetusto el freno de estacionamiento por palanca y no mediante un botón. 

Las plazas traseras son bastante aprovechables, de tal forma que dos adultos de 1,80 metros de altura no tendrán problemas de espacio ni para las piernas ni para la cabeza. Eso sí, falta algo de confort, ya que el respaldo está algo erguido, no hay asideros para sujetarse ni tampoco una salida de aire o un reposabrazos central. A cambio, se disponen de luces de cortesía y los cristales oscurecidos protegen mejor de la luz del sol.

En cuanto al maletero, declara 335 litros, que no llega a los 380 del Fabia o a los 355 del Ibiza, pero se puede aprovechar bastante, incluso en viajes. Además podemos disponer de una red sujetaequipajes, como se muestra en la siguiente foto.

Prueba Audi A1 allstreet 35 TFSI
Prueba Audi A1 allstreet 35 TFSI
Prueba Audi A1 allstreet 35 TFSI

Mecánica

El motor 1.5 TFSI de 150 CV del A1 allstreet representa una opción mecánica con bastante más potencia de la habitual en este segmento y, por ende, da pie para lograr un utilitario con unas prestaciones considerables. En concreto, el coche marca 8,5 segundos en el 0 a 100 y una punta de 211 km/h, por lo que este 'pequeñín' nos hace vivir sensaciones muy cercanas a las de los antiguos GTI (¡cuánto echamos de menos coches así!).

Da gusto subirlo de vueltas y escuchar el bonito sonido de una mecánica de cuatro cilindros que, por cierto, resulta muy suave y a la que no le faltan bajos. Además, hace muy buena pareja con la transmisión automática de doble embrague S tronic, con siete marchas. Si quieres practicar una conducción deportiva, emplea las levas o elige el modo S de la caja y tendrás el motor siempre listo para salir 'escopetado' de las curvas o adelantar en distancias cortas.

Lástima que el propulsor no se complemente con un sistema de hibridación ligera. Por lo tanto, el modelo alemán se tiene que conformar con la etiqueta C. Propio de un modelo pequeño y con un peso más o menos contenido (1.215 kilos en vacío), el consumo suele estar de nuestro lado. En recorridos interurbanos, podemos situarnos en el entorno de los 6/6,5 litros cada 100 km y si añadimos algo de ciudad, la cifra sube a los 7-7,2 litros.

Prueba Audi A1 allstreet 35 TFSI
Prueba Audi A1 allstreet 35 TFSI

En marcha

Ahora que cada vez los coches son más grandes y pesados, conducir un buen utilitario representa una oportunidad perfecta para rememorar gratas sensaciones del pasado. Así las cosas, llevar por curvas el A1 allstreet te hace pasarlo en grande.

Es cierto, no afloran sensaciones puramente deportivas, pero es tan estable y noble para sus dimensiones que te va a costar mucho 'sacarle las cosquillas'. Además, la suspensión tiene un grado de firmeza bastante inteligente, pues sujeta muy bien la carrocería y no agota ni siquiera en la ciudad, repleta de reductores de velocidad y baches.

Agrada también que el coche lleve discos de freno en las cuatro ruedas (ventilados los delanteros), que responden con garantías en un uso deportivo. Y más aún, que el coche se aparque fácil en calles y avenidas. 

Prueba Audi A1 allstreet 35 TFSI
Prueba Audi A1 allstreet 35 TFSI

A velocidades de crucero, aflora un aplomo muy destacado gracias al cual no hay que realizar correcciones sobre el volante. Asimismo, el habitáculo está bien aislado de ruidos externos. Por supuesto, el sistema multimedia cuenta con vinculación a los protocolos Android Auto y Apple CarPlay, mientras que el navegador vale 2.153 euros.  

A pesar de su exclusividad, el coche carece de programas de conducción, pero su tacto dinámico no se ve desfavorecido por la mayor altura libre al suelo y el centro de gravedad más elevado. Además, aunque aplastemos el pedal del acelerador a la salida de una curva lenta, el coche no rompe la trayectoria que le marcas con el volante.

Por lanzar alguna crítica, el arranque no es por botón ni tampoco disponemos de retrovisores con plegado eléctrico, lagunas que, teniendo en cuenta el precio del vehículo, carecen de justificación, ciertamente.

Prueba Audi A1 allstreet 35 TFSI
Prueba Audi A1 allstreet 35 TFSI

Equipamiento y precio

La dotación de serie del acabado Adrenalin Black Edition suma a todo lo comentado elementos como equipo de sonido con seis altavoces, spoiler S line, pilotos LED, sensores de alumbrado y lluvia, climatizador bizona o retrovisor interior fotosensible. 

Probablemente, habrás visto muy pocos A1 allstreet por la calle y eso se debe a un precio elevado. De hecho, esta versión tope de gama roza los 40.000 euros sin extras. En concreto, hay que pagar 39.460, que es mucho dinero. La gama allstreet comienza en 28.720 euros y la del A1 Sportback, en 26.620. Aunque sea en formato pequeño, la exclusividad hay que pagarla...

Audi A1 allstreet Adrenalin Black Edition 35 TFSI S tronic

Motor Gasolina, 4 cilindros en línea, turboalimentado, 1.498 cm³
Potencia 150 CV entre 5.000 y 6.000 rpm
Par máximo 250 Nm entre 1.500 y 3.500 rpm
Caja de cambios Automática de doble embrague S tronic, 7 velocidades
0-100 km/h 8,5 s
Velocidad máxima 211 km/h
Consumo 6 l/100 km
Tracción Delantera
Longitud 4,04 m
Anchura 1,76 m
Altura 1,48 m
Peso en vacío 1.215 kg
Número de asientos 5
Capacidad del maletero 335 l
Precio base 39.460 euros