Renault Clio Energy dCi 90 2018: prueba de consumo real

Si te pido que pienses en un automóvil eternamente joven, el elegido podría ser, sin problemas, el Renault Clio. Sobre todo, tras observar una trayectoria de 28 años de carrera, cuatro generaciones y una nueva en camino para 2019. Esos argumentos le han permitido ser uno de los vehículos más vendidos en Europa.

Un dato al que debemos añadir que, curiosamente, nunca habíamos sometido al Clio a nuestra habitual prueba de consumo real entre Roma-Forlì. Por ese motivo, y también por su baja cifra de consumo oficial, hemos elegido la mecánica menos potente, de ciclo diésel, del modelo francés. Los resultados obtenidos en la ruta estándar de 360 kilómetros son excelentes, con una cifra de 3,5 litros cada 100 kilómetros (28,5 kilómetros por litro) y un coste de solo 18,26 euros de gasóleo, que dejan en muy buen lugar al Renault Clio 1.5 Energy dCi 90.

En la parte alta de la clasificación

El valor de esta prueba radica en el hecho de que el Renault Clio con el motor Energy dCi 90, de 90 CV, y transmisión manual de cinco velocidades se coloca en la parte más elevada de la clasificación de consumos, dentro del 'Top 20', con representantes en la barrera de los 3,5 litros cada 10 kilómetros o por debajo de ella.

Para ser más precisos, el Clio ha igualado el resultado de su hermano mayor, el Mégane Energy dCi 110 EDC con el mismo propulsor 1.5, pero con 110 CV y transmisión automática. Y ha rebajado, ligeramente, el resultado obtenido por el Renault Captur Energy dCi 110 (3,60 litros cada...