No siempre ser pionero en algo significa tener el mejor producto. En el mundo de los híbridos, Renault no ha sido el primero en llegar, ni mucho menos, pero cuando lo ha hecho, ha aterrizado con coches realmente elogiables por eficiencia y agrado de conducción, fruto de su dilatada experiencia en el mundo de la competición. 

Un ejemplo lo tenemos en el Renault Clio E-TECH Híbrido 2021, una versión no enchufable, con etiqueta Eco de la DGT, que desarrolla 140 CV de potencia combinada. A todos los miembros de la redacción nos ha gustado bastante, lo que significa que el utilitario francés podrá convencer a cualquier cliente estándar. 

Galería: Prueba Renault Clio Zen E-TECH Híbrido 2021

¿Qué esconde las entrañas de este automóvil? Tres motores, uno de gasolina y dos eléctricos. El de combustión es un bloque atmosférico de 1,6 litros y 91 CV, que trabaja junto a dos propulsores ecológicos de 49 y 20 CV, respectivamente. El más potente sí impulsa el coche, mientras que el segundo tiene la función exclusiva de generar electricidad.  

La transmisión automática asociada se denomina Multimodo y carece de embrague. Su funcionamiento es bastante cercano a la de una con convertidor de par u otra de doble embrague, con lo que resulta bastante agradable de utilizar. Carece de levas en el volante y dispone del modo B, que ofrece una mayor capacidad de retención para recargar más rápidamente, en fuertes bajadas, la batería de iones de litio, con 1,2 kWh de capacidad (0,85 kWh útiles).

 

Oficialmente, dicha batería proporciona una autonomía eléctrica de 5 kilómetros y el coche puede moverse sin emplear el motor de gasolina hasta los 75 km/h. Ambos datos son realmente complicados de lograr en el 'mundo real'.

El Renault Clio Zen E-TECH Híbrido dispone de un botón EV, que fuerza al coche a moverse solo con el motor eléctrico, en el caso de que se den las condiciones necesarias. El conductor puede ver cómo discurre el flujo de la energía, es decir, cómo está funcionando el sistema híbrido, a través de la instrumentación digital y también mediante la pantalla central. 

Prueba Renault Clio Zen E-TECH Híbrido 2021
Prueba Renault Clio Zen E-TECH Híbrido 2021
Prueba Renault Clio Zen E-TECH Híbrido 2021

Una vez analizado el plano técnico del vehículo, queremos hablarte de las sensaciones al volante, que son las que, al fin y al cabo, seguro que estás buscando en esta prueba. Como comentábamos al principio, el Clio cumple perfectamente el cometido de todo buen híbrido: gastar poco y agasajar con una conducción suave, no carente de emoción.

Partiendo desde parado, este vehículo gana velocidad de forma palpable con el propulsor eléctrico y lo mejor de todo es que la mecánica de combustión tarda bastante en activarse, lo que va en beneficio de los consumos y la sonoridad. Y no, no es obligatorio pisar con mucha suavidad el acelerador para lograr este resultado.

Prueba Renault Clio Zen E-TECH Híbrido 2021
Prueba Renault Clio Zen E-TECH Híbrido 2021
Prueba Renault Clio Zen E-TECH Híbrido 2021

En marcha, el Renault Clio E-TECH Híbrido puede cambiar de ritmo con presteza y siempre sin tener la sensación de forzar el sistema híbrido, gracias a la transmisión Multimodo, que no suele revolucionar la mecánica de gasolina excepto en momentos de máxima exigencia por parte del conductor. El vehículo acelera de 0 a 100 km/h en 9,9 segundos.

La guinda del pastel la pone el consumo, que puede ser realmente bajo, hasta el punto de estar muy cerca de la cifra oficial: 4,4 litros cada 100 kilómetros en ciclo mixto. El 'peor' registro que hemos visto en el ordenador de a bordo ha sido 5,5 litros, pero no cuesta absolutamente nada estar en el entorno de los 5,0. 

Prueba Renault Clio Zen E-TECH Híbrido 2021
Prueba Renault Clio Zen E-TECH Híbrido 2021

Curiosamente, como si de un híbrido enchufable se tratara, este coche sí ofrece información permanente sobre el nivel de la batería en la instrumentación digital. Por cierto, a los mandos disponemos de varios programas de conducción que cambian notablemente la respuesta al acelerador y el nivel de retención, entre otros parámetros.

Prueba Renault Clio Zen E-TECH Híbrido 2021

En el plano dinámico, ya nos había gustado bastante el Renault Clio de combustión, tanto en un primer contacto como en una unidad de pruebas que condujimos durante varios días. En este caso, el E-TECH Híbrido también nos ha parecido un coche muy interesante en estas lides.

Lo es porque muestra comodidad en terrenos bacheados o mal asfaltados y, a su vez, premia con una grata respuesta en curvas. No es el utilitario de 'feeling' más deportivo, pero puedes pasar un rato muy agradable en un tramo técnico. Ni siquiera el tacto del pedal de freno, algo particular en los vehículos híbridos, resta puntos a la hora de 'buscarle las cosquillas' al vehículo.

Además, se puede jugar con los diferentes niveles de retención. En el modo Sport, es mucho más patente que en el programa Eco, así que puedes soltar el acelerador un poco más tarde porque el coche ayuda a entrar en la curva a una velocidad adecuada.

A todo esto hay que sumar que el habitáculo está bien aislado y es fácil coger la postura de conducción deseada. Nuestra unidad de pruebas montaba unos neumáticos más anchos que los de serie (205/45 R17 frente a 195/55 R16).

Prueba Renault Clio Zen E-TECH Híbrido 2021
Prueba Renault Clio Zen E-TECH Híbrido 2021

En cuanto a la habitabilidad, el Clio proporciona un espacio normal en las plazas traseras, correcto para adultos de talla media. Como punto negativo, en esta versión híbrida, el maletero se queda en 254 litros (340 en las variantes de combustión), ya que el plano de carga está sobreelevado, entendemos que para poder alojar la batería. 

En el aspecto comercial, el rival francés del Toyota Yaris Hybrid presenta un surtido variado de paquetes de equipamiento, que proporcionan un ahorro en el apartado económico. Por ejemplo, el Pack Driver Assist ofrece una función de conducción semiautónoma por 700 euros o el Look Zen E-TECH, por 250 euros, incluye cristales traseros tintados, retrovisores en el color de la carrocería y marco de las ventanillas en negro brillante, para darle un toque más lujoso.

Con el acabado Zen (hay uno de inferior dotación, llamado Intens), Renault pide 19.030 euros por el Clio E-TECH Híbrido. No se trata de una cifra baja para un utilitario del segmento B, pero estamos convencidos de que, una vez hecha la inversión, el vehículo no defraudará a nadie. Desde luego, a nosotros el coche nos ha parecido bastante recomendable.

Renault Clio Zen E-TECH Híbrido

Motor Gasolina, 4 cilindros en línea, atmosférico, 1.598 cm³, 91 CV + 2 eléctricos (49 y 20 CV)
Potencia 140 CV combinados
Par máximo N.D.
Caja de cambios Automática Multimodo
0-100 km/h 9,9 s
Velocidad máxima 180 km/h
Consumo 4,4 l/100 km
Tracción Delantera
Longitud 4,05 m
Anchura 1,79 m
Altura 1,44 m
Peso en vacío 1.240 kg
Número de asientos 5
Capacidad del maletero 254 l
Precio base 19.030 euros