Prueba Porsche 911 Carrera T 2018: el 'Nueveonce' de los puristas

Llegados a este punto, te preguntarás qué es exactamente un Porsche 911 Carrera T. Básicamente se trata de una versión optimizada del 911 Carrera (el 'Nueveonce' con el motor más pequeño), en la que se han prescindido de todos los elementos superfluos, para mejorar la experiencia de conducción. 

 

Porsche 911 Carrera T 2018: una estética discreta

A simple vista, tengo la sensación de que la carrocería de 4,52 metros de longitud de este Porsche no implementa grandes cambios. De hecho, tiene un aspecto razonablemente discreto y para identificarlo deberás fijarte en puntos clave, como los retrovisores del color Gris Ágata metalizado, las llantas de aleación de 20 pulgadas Gris Titanio y el sistema de escape deportivo, con dos salidas en la parte central. Y, por supuesto, en la inscripción Carrera T, presente en los laterales y la zaga.

Prueba Porsche 911 Carrera T 2018
Prueba Porsche 911 Carrera T 2018

De todas formas, no puedo resistirme a abrir la puerta y acomodarme en los asientos deportivos. Como en cualquier 'Nueveonce', vas sentado en posición baja, con las piernas estiradas, traduciéndose en un puesto de conducción que parece hecho a medida. La calidad de acabado es perfecta y la instrumentación, con cinco esferas, presidida por el velocímetro, es lo que se espera de un Porsche 911.

En cualquier caso, tengo la sensación de estar sentado en una unidad bastante civilizada, ya que carece de asientos de tipo baquet e incorpora butacas traseras, además de completo sistema multimedia Porsche Communication Management (PCM). En el caso...