Prueba Audi Q5 2017: un SUV sin complejos

En un segmento como el de los SUV, contar con un representante de las máximas garantías, como el nuevo Audi Q5 2017, resulta esencial. Más, si cabe, si la firma en cuestión está luchando con otros fabricantes de corte Premium. 

Una renovación presentada a finales del año pasado y que, a buen seguro, no será la última sorpresa que veamos entre los SUV de Audi. A fin de cuentas, tanto el prototipo Audi e-tron Sportback Concept, como algunas recreaciones Q8 (y RS Q8) y RS Q2, nos invitan a pensar que la fiesta no ha hecho más que comenzar...

 

Audi Q5 2017: tan moderno como elegante

Como suele suceder en más de una ocasión, cuando una nueva generación no trae consigo una evolución espectacular, o una gran renovación, podría parecer que el Audi Q5 2017 no ha cambiado demasiado respecto a su antecesor. Ahora bien, si pusiéramos al lado los Q5 de primera y segunda generación, las diferencias saltarían a la vista...

Merece la pena pararse a contemplar la silueta. Además de presentar unas líneas bastante elegantes, este ejercicio sirve para darse cuenta del trabajo que se ha llevado a cabo en el aspecto aerodinámico. De esta manera, no es de extrañar que declare un coeficiente (Cx) de 0,30; antes, era de 0,33.

Prueba Audi Q5 2.0 TDI 190 CV 2017
Prueba Audi Q5 2.0 TDI 190 CV 2017
Prueba Audi Q5 2.0 TDI 190 CV 2017

En la prueba, hacemos especial énfasis en el frontal, donde la parrilla Singleframe luce unas líneas renovadas y los faros Matrix LED, opcionales, cuentan con intermitentes dinámicos. Una tecnología que también pueden adoptar los pilotos. 

Prueba Audi Q5 2.0 TDI 190 CV 2017

Audi Q5 2017, con nueva plataforma

Otro aspecto importante del SUV alemán es la inclusión de una nueva plataforma modular, denomina MLB-Evo. ¿Os suena ese nombre? No es de extrañar ya que, a fin de cuentas, es la misma que emplean las familias A4 y A5. De este modo, estamos ante un vehículo que alcanza los 4,66 metros de largo, 1,89 de ancho y 1,66 de alto, con una batalla de 2,82 metros. Comparado con su antecesor... ¿en qué se traduce? En apenas 3,4 y 1,2 centímetros extra, en lo que a longitud y batalla se refiere.

En términos de peso, la nueva plataforma supone una reducción de hasta 90 kilogramos, dependiendo de la versión. En el caso de nuestro protagonista, declara 1.770 kilos en su paso por la báscula. 

Prueba Audi Q5 2.0 TDI 190 CV 2017

Un interior espacioso y tecnológico

El análisis del habitáculo podríamos dividirlo en dos partes: cómo de cómodos viajan los ocupantes y cuánta tecnología les rodea. Comenzando por esta última parte, el elemento más llamativo de todo el interior es el cuadro de mandos digital Audi virtual cockpit, opcional, con una superficie de 12,3 pulgadas. Y no lo decimos porque sea algo novedoso; de hecho, gran parte de los modelos Audi ya lo ofrece. Más bien, por las múltiples configuraciones y visualizaciones que ofrece al usuario.

Por lo demás, destacaremos otros dos extras como el navegador MMI navegación plus, con pantalla de 8,3 pulgadas y un mando de control con superficie táctil, o el sistema de visión periférica, que cuenta con cuatro cámaras de entorno. 

Prueba Audi Q5 2.0 TDI 190 CV 2017
Prueba Audi Q5 2.0 TDI 190 CV 2017
Prueba Audi Q5 2.0 TDI 190 CV 2017

En términos de espacio, las sensaciones son bastante parecidas a las del modelo anterior. Al volante, la postura es algo elevada, pero realmente cómoda. De hecho, como se comenta en el vídeo, cuenta con un gran punto positivo: aunque solo lleves unos pocos minutos sentado, ya te sentirás como si fuera tu coche de toda la vida. Algo en lo que influyen, no cabe duda, las múltiples opciones de reglaje, tanto del asiento como del volante.

Pasando a las plazas traseras, el espacio y la altura para las piernas es correcta. Algo más justa es la anchura, sobre todo, si las van a utilizar dos adultos. En este aspecto, el voluminoso túnel de transmisión tampoco ayuda mucho...

Prueba Audi Q5 2.0 TDI 190 CV 2017
Prueba Audi Q5 2.0 TDI 190 CV 2017

Por último, en el caso del maletero, diremos que crece 10 litros, hasta alcanzar los 550; lo mismo que declaran sus dos principales rivales: el BMW X3 y el Mercedes-Benz GLC. Y sí, aunque lo decimos en el vídeo, sabemos que en la insignia de BMW no aparece ninguna hélice. De hecho, se representa la bandera de Baviera. Pero la leyenda urbana está tan extendida que, seguramente, te habrá ayudado a acertar nuestra adivinanza... ¿verdad?

Volviendo al Audi Q5 2017, si se abaten los asientos, una maniobra que se puede hacer desde el propio maletero o desde la base de las butacas, el espacio crece hasta los 1.550 litros.

Prueba Audi Q5 2.0 TDI 190 CV 2017

Con motor turbodiésel de 190 CV

Bajo el capó, el Audi Q5 2017 recurre al motor turbodiésel 2.0 TDI, con 190 CV de potencia. Si te parece demasiado, existen otras dos opciones de este bloque tetracilíndrico, con 150 CV (y tracción delantera) y 163 CV. Centrándonos en nuestro protagonista, por el momento, es la opción de gasóleo más potente disponible, hasta que llegue el nuevo 3.0 TDI, con 286 CV.

En líneas generales, su rendimiento es bastante correcto, con una buena respuesta y un aprovechable par máximo de 400 Nm entre 1.750 y 3.000 rpm. Además de una rumorosidad razonablemente contenida, declara un consumo medio oficial bastante elogiable: 4,9 litros cada 100 kilómetros. Eso sí, en condiciones reales, nadie debería asustarse al ver cifras cercanas a los 6,5 o 7,0 litros.

Prueba Audi Q5 2.0 TDI 190 CV 2017
Prueba Audi Q5 2.0 TDI 190 CV 2017

A su lado, aparece la transmisión automática de doble embrague S tronic, la única disponible, con siete velocidades y función de navegación a vela. En este sentido, su funcionamiento resulta veloz y eficaz, aunque si el conductor quiere manejarla con total precisión, puede hacerlo a través de las levas que se ubican detrás del volante.

Por último, mencionaremos que utiliza el sistema de tracción total quattro ultra. ¿En qué se diferencia del quattro convencional? Empleado en los motores de cuatro cilindros, es capaz de desconectar el eje trasero cuando no es necesario. Del mismo modo, cuando la situación lo exige, puede volver a conectarse en menos de 2 décimas de segundo.

Prueba Audi Q5 2.0 TDI 190 CV 2017

¿Y fuera del asfalto?

En carretera, las sensaciones que transmite el Audi Q5 2017 son buenas, tanto por agilidad como por aplomo. Además, dependiendo de las necesidades de cada momento, el control dinámico de la conducción Audi drive select permite seleccionar hasta siete modos. De ellos, cinco son de serie. El denominado allroad se incluye al equipar la suspensión adaptativa dumper control y el conocido como lift/offroad, al optar por la amortiguación neumática adaptativa.

En este último caso, también se ofrecen cinco alturas diferentes. De este modo, si se selecciona la posición más elevada, la distancia libre al suelo aumenta de 20,3 a algo más de 23 centímetros.

Con esa ganancia, y el aporte del sistema de tracción, no tiene ningún problema al enfrentarse a pistas sencillas... o algo más rotas. Eso sí, las llantas de aleación de 20 unidades que equipa esta unidad no invitan a llevar a cabo rutas demasiado exigentes. 

¿Y por precio? Está tasado en 49.500 euros, sin contar los 5.310 euros adicionales del acabado design edition. Una cifra en la que se incluye un equipamiento de serie correcto, pero que se puede "engordar" con infinidad de opciones. En cualquier caso, tanto dentro como fuera del asfalto, el Audi Q5 2017 nos ha convencido...

Prueba Audi Q5 2.0 TDI 190 CV 2017

Más pruebas de Audi en Motor1.com:

Leer la prueba completaVer menos