Este deportivo inició la saga de tres letras de Zuffenhausen, ganando la Targa Florio de 1964.

La gama GTS de Porsche es quizá una de las más interesantes de la familia de modelos de Zuffenhausen, con una clara apuesta por la deportividad, pero manteniendo siempre la versatilidad y la comodidad necesarias para un uso diario. Recientemente hemos probado los tres últimos productos de esta saga de modelos, es decir, los espectaculares 718 Cayman y Boxster GTS 4.0, y el Macan GTS, si bien la historia de esta denominación se remonta más de cinco décadas atrás.

Todo empezó con el Porsche 904 Carrera GTS, de 1963, un modelo de carreras que fue el primero en lucir el distintivo 'Gran Turismo Sport', y que fue diseñado por Ferdinand Alexander 'Butzi' Porsche. Por entonces, no obstante, el modelo no pudo denominarse 904, y se llamó simplemente Carrera GTS, debido a los mismos problemas legales que obligaron al fabricante a llamar 911 al, en un principio, 901.

Galería: Porsche 904 Carrera GTS (1963)

Se trataba de un coche pensado para las carreras pero que debía venderse a clientes, ya que para poder competir en los campeonatos GT de la FIA, la marca estaba obligada a fabricar y comercializar 100 ejemplares, así que el coche se diseñó con un interior completo, que contaba por ejemplo con calefacción. Porsche construyó un total de 106 unidades de este GTS original.

En lugar de la clásica configuración de chasis tubular y carrocería de aluminio, utilizada previamente en los coches de carreras, Porsche recurrió a un bastidor de largueros y travesaños, formado por elementos de acero, y a una sencilla carrocería de fibra de vidrio, compuesta por unas 50 piezas diferentes de este ligero y barato material.

Porsche 904 Carrera GTS (1963)
Porsche 904 Carrera GTS (1963)
Porsche 904 Carrera GTS (1963)

Además, 'Butzi' consiguió no solo una atlética y atractiva figura (con 1,1 metros de altura, es tremendamente bajo, además), sino también un coeficiente aerodinámico (Cx) de 0,33. Quizá lo más interesante de todo es la genial ligereza de los 904 de competición, que apenas superaban los 650 kilogramos de peso.

En un principio, el 904 fue diseñado para incorporar, en posición central, un motor bóxer de seis cilindros (que después se ofreció, ya en 1965), aunque inicialmente montó el denominado 587/3, es decir, un cuatro cilindros bóxer atmosférico, de 2,0 litros de cilindrada y con una potencia de 180 CV a 7.200 rpm. La caja de cambios era manual de cinco relaciones y, como es lógico, enviaba la fuerza del bóxer a las ruedas traseras, únicamente.

Durante aquel año 1964, además de copar los dos primeros puestos del cajón de la Targa Florio, el Porsche 904 Carrera GTS también se coronó en los 1.000 kilómetros de Monza, en las 12 Horas de Sebring o en el Rally de España (que ganó también en 1965), aunque no tuvo tanta suerte en las 24 Horas de Le Mans, donde el mejor de ellos terminó en séptimo lugar.

Porsche 904 Carrera GTS (1963)
Porsche 904 Carrera GTS (1963)
Porsche 904 Carrera GTS (1963)

Ya en 1965, Porsche lanzó una versión abierta del modelo, el llamado 904 Bergspyder, pensado para el European Hill Climb Championship, es decir, el Campeonato Europeo de Subidas de Montaña. Si bien a nivel técnico este coche estaba basado en el 904 coupé, su aspecto tenía muy poco que ver con el del precioso Carrera GTS original.

Años más tarde llegaron más modelos GTS, como el icónico Porsche 924 Carrera GTS de principios de los años 80, el Porsche 928 GTS de principios de los 90, y hasta el Cayenne GTS con motor V8 atmosférico, lanzado en el año 2007. El primer GTS basado en el mítico 'nueveonce' se hizo de rogar.

El primer Porsche 911 Carrera GTS se presentó en 2010, y después también hubo un 911 Carrera GTS de generación 991, ya en 2014, que se pasó al turbo en 2017. Hoy en día, tanto la gama 718 como el Macan o el Panamera, cuentan también con variantes GTS. Y, como hemos comentado, estas variantes se colocan en la gama entre las versiones S y las Turbo, pero son quizá las más equilibradas, y las que gozan de una puesta a punto marcadamente deportiva.