Los modelos GTS del fabricante alemán se intercalan entre las versiones de acceso y las más radicales.

Si revisamos los datos de matriculaciones, comprobaremos asombrados que las versiones GTS de los diferentes modelos de Porsche son de las más demandadas por el público. Una sabia combinación entre deportividad y comodidad, cada vez más apreciada por los clientes del fabricante alemán.

La mezcla de elementos reservados para los modelos más exclusivos, combinada con la practicidad de los acabados de serie, queda perfectamente reflejada en el vídeo que acompaña a la noticia. Gracias a esta serie de preguntas y respuestas, conocemos los orígenes de las siglas GTS, contados por el propio fabricante.

Porsche 356: un coche clásico legendario

Porsche 904 GTS, precursor de una saga mítica

En primer lugar, GTS es la abreviatura de 'Grand Touring Sport'. Un detalle poco original, debido a que otros fabricantes ya utilizaban este término para identificar a sus vehículos deportivos.

Pero hagamos un repaso a la historia. Empezaremos por el 356, que fue el primer Porsche que se llamó GT. Su origen hay que buscarlo en las carreras Grand Tour, celebradas en 1950, en las que los vehículos solo equipaban dos asientos. Con el paso de los años, hasta 1963 no aparecería el nombre GTS, gracias al estreno del 904 GTS, primer modelo que inauguró las míticas tres letras.

Porsche 904 Auction

No obstante, para encontrar un modelo de producción GTS, fabricado en serie, tendríamos que esperar al año 1992, con la llegada del Porsche 928 GTS. Tendríamos que esperar un poco más, concretamente, hasta 2011, para conocer el primer 911 GTS, correspondiente a la generación 997. Desarrollaba una potencia de 408 CV y 420 Nm de par motor. Era capaz de acelerar, de 0 a 100 km/h, en 4,6 segundos y marcar una velocidad punta de 306 km/h. Desde entonces, la familia GTS ha crecido con versiones específicas para los modelos Boxster, Cayman, Macan e incluso, el Panamera

Otras noticias relacionadas:

2018 Porsche 911 GTS