Hace algunos días, pudiste ver en la web nuestra prueba en vídeo del Renault Austral 2023, uno de los SUV más vanguardistas del momento. Y si aún no lo has visto, te invitamos a que te pases por nuestro canal de Youtube... o que directamente, la veas al final de este post.

El caso es que, hasta llegar a ese punto, que nosotros podamos probarlo y los conductores disfrutar de él, el proceso de diseño e ingeniería antes de pasar a la línea de producción y llegar a los concesionarios, es tan largo como apasionante.

Y hoy, vamos a detenernos en una parte curiosa, pero fundamental del proceso: la fase de pruebas de fiabilidad a la que se ha sometido el SUV compacto de Renault. Que por cierto, se fabrica en España (en Palencia, para ser exactos).

'Confirmation Run', 3 millones de km de pruebas

Tras este término en inglés, descubrimos el programa de "pruebas finales o trayectos de confirmación" que lleva a cabo Renault, antes del lanzamiento comercial de un nuevo modelo.

Un proceso de test de fiabilidad al que ya se enfrentó el Renault Mégane E-Tech Electric y que, en el caso del Austral, ha alcanzado casi los 3 millones de kilómetros (concretamente, 2,8). O lo que es lo mismo, 235 vueltas al mundo.

Galería: Prueba Renault Austral E-TECH Full Hybrid 200

Según la información que ha dado a conocer la marca, el test se ha llevado a cabo con 160 coches, entre España, Francia, Alemania y Rumanía, en recorridos de todo tipo y condición, desde rutas urbanas hasta tramos de montaña, ante condiciones climáticas de lo más diversas.

En ellas, más de un centenar de empleados han indicado los puntos a mejorar en el coche (en 350 aspectos), gracias a una app para el smartphone, conectada con los ingenieros y especialistas en análisis de datos de la marca. ¿Objetivo? Encontrar los problemas con los que se podrían encontrar los clientes en el uso real del coche y solventarlos.

"Hago entre 1.000 y 1.500 kilómetros a la semana, dependiendo de la época. Una de las rutas que utilizamos a menudo para nuestras pruebas, incluidas las Confirmation Run, transcurre entre Madrid y Valladolid, pasando por Navacerrada, Segovia y Sepúlveda", afirma Álvaro Rodríguez Sastre, empleado de Renault Group en España.

"La ruta es siempre muy variada y nos permite evaluar todos los aspectos del coche: su comportamiento en carretera, su capacidad de aceleración, su confort y su acústica. Soy feliz si sé que nuestros clientes disfrutan conduciendo el Austral".