Situados entre los vehículos de combustión y los híbridos convencionales, los coches con tecnología 'mild-hybrid' cuentan con la electrificación más sencilla de todas. En esencia, está conformada por un pequeño motor eléctrico alimentado por una batería de hasta 48V. 

Este propulsor no puede mover por sí mismo el automóvil, pero sí se encarga de aportar par motor en aceleraciones y arrancar el coche. Además, con este sistema funcionan muchos componentes eléctricos, como el compresor del aire acondicionado o la dirección asistida. 

Galería: Prueba BMW M440i xDrive Coupé

Gracias a esta solución, los coches homologan unas décimas menos de consumo mixto y, por lo tanto, reducen algo sus niveles de emisiones contaminantes. Pero en esta lista no nos vamos a centrar en la ecología y sí en las altas prestaciones, pues vamos a hablar de 10 coches híbridos ligeros con potencias muy elevadas. ¡Comenzamos!

Land Rover Defender 90

1. Land Rover Defender 90 P400 

Iniciamos esta lista con el modelo más 'lento' (al menos, en asfalto), el Defender 90 de tres puertas, que logra una aceleración de 0 a 100 km/h en 6,0 segundos. Esta versión P400 emplea un motor de gasolina con 3,0 litros, seis cilindros en línea y 400 CV entre 5.500 y 6.500 rpm.

Este bloque cuenta con un turbocompresor de doble entrada Twin Scroll y un compresor eléctrico, para que la respuesta sea inmediata independientemente del régimen al que se circule. ¿El consumo mixto? 11,2 litros cada 100 kilómetros en ciclo WLTP. 

Range Rover Sport i6

2. Land Rover Range Rover Sport i6 

Dotado del mismo motor que el Defender, el Range Rover Sport tiene muy cerca una nueva generación, pero la actual se mantiene plenamente en vigor gracias a este tipo de propulsores de última generación.

El SUV británico detiene el cronómetro en 5,9 segundos durante la aceleración de 0 a 100 y homologa 10,3 litros cada 100 kilómetros. Viendo las cifras, se nota su mejor aerodinámica frente a su hermano de marca, ya que ambos pesan prácticamente lo mismo.

BMW 540d xDrive Berlina

3. BMW 540d xDrive Berlina 

Cambiamos de marca y también de combustible, pues el BMW 540d xDrive Berlina se alimenta de diésel. Curiosamente, el motor turboalimentado emplea la misma arquitectura que el de Land Rover, es decir, 3,0 litros y seis cilindros en línea, aunque en este caso, desarrolla 340 CV a 4.400 rpm y un generosísimo par de 700 Nm entre 1.750 y 2.250 vueltas.

Este coche acelera de 0 a 100 en 4,6 segundos y, atento, porque consume de media únicamente 5,6 litros cada 100 kilómetros. Para que luego digan que las mecánicas de gasóleo contaminan mucho. Esta versión también está disponible con la carrocería Touring.

BMW M440i xDrive Coupé

4. BMW M440i xDrive Coupé

Volvemos a la gasolina con el BMW M440i xDrive Coupé que, una vez más, ofrece un bloque turbo de 3,0 litros y seis cilindros en línea, que en este caso entrega 374 CV entre 5.500 y 6.500 rpm, junto con un par de 500 Nm entre 1.900 y 5.000 vueltas. 

Para acelerar de 0 a 100, el coche emplea tan solo 4,5 segundos, mientras que el gasto medio se sitúa en 7,5 litros cada 100 kilómetros. Si prefieres otra carrocería con este propulsor, está disponible en el Cabrio y también en el Gran Coupé.

Mercedes-AMG CLS 53 4MATIC+

5. Mercedes-AMG CLS 53 4MATIC+ Coupé

También Mercedes-AMG emplea el sistema 'mild-hybrid' en un muy interesante motor de gasolina con 3,0 litros y seis cilindros en línea, dotado de un turbocompresor y un compresor eléctrico, con 435 CV a 6.100 rpm y 520 Nm entre 1.800 y 5.800 vueltas. 

Uno de los modelos beneficiados es el CLS 53 4MATIC+ Coupé, que firma una aceleración de 0 a 100 en 4,5 segundos y un consumo mixto de 9,4 litros cada 100 kilómetros. 

Mercedes-AMG E 53 4MATIC+ Coupé

6. Mercedes-AMG E 53 4MATIC+ Coupé

También disponible con carrocerías Berlina, Cabrio y Estate, la versión de 435 CV en el Clase E Coupé acelera una décima de segundo más rápido que el CLS, 4,4 frente a 4,5 segundos. Además, también registra un consumo ligeramente menor, 9,1 litros cada 100 kilómetros. 

Audi RS Q8

7. Audi RS Q8

Empezamos con los motores más 'gordos'. Hablamos del bloque 4.0 V8 biturbo empleado en Audi, que llega a 600 CV entre 6.000 y 6.250 rpm. Además, el par máximo es de 800 Nm entre 2.050 y 4.500 vueltas. 

Montado en el todocamino RS Q8, consigue que este SUV acelere de 0 a 100 km/h en tan solo 3,8 segundos. Eso sí, el consumo medio no es precisamente bajo, a pesar de la hibridación ligera: 13,2 litros cada 100 kilómetros.

Audi RS 6 Avant

8. Audi RS 6 Avant

El familiar más deseado por los 'petrolhead', el RS 6 Avant, también emplea esta mecánica de 600 CV, si bien marca 3,6 segundos en la aceleración de 0 a 100, dos décimas menos que el RS Q8. Asimismo, también el consumo es ligeramente menor, 12,5 litros cada 100 kilómetros, gracias obviamente a la fisonomía más aerodinámica. 

Lamborghin Countach LPI 800-4

9. Lamborghini Countach LPI 800-4 

Finalizamos la lista con dos Lamborghini, nada menos, que recurren al motor 6.5 V12 atmosférico de la casa, apoyado por un propulsor eléctrico de 34 CV. En el caso del 'resucitado' Countach, la potencia combinada es de 814 CV.

El superdeportivo italiano acelera de 0 a 100 en un suspiro: 2,8 segundos. Además, puede alcanzar los 355 km/h. ¿Y cuál es el otro 'toro' híbrido ligero?

Lamborghini Sián

10. Lamborghini Sián Coupé

La respuesta es el Sián Coupé (también se comercializó como Roadster), que estrenó este sistema de propulsión híbrido ligero dentro de la compañía. Aunque también acelera de 0 a 100 en 2,8 segundos como el Countach, le consideramos el ganador moral de esta lista, pues es el modelo más potente de todos, con sus 819 CV.