Prueba BMW 520d Steptronic 2017, estandarte tecnológico

Cuando un coche se beneficia de las tecnologías de un fabricante Premium, el resultado solo puede ser excelente. Este es el caso del nuevo Serie 5 de BMW, que toma como herencia muchos de los sorprendentes sistemas del Serie 7. Lee esta prueba del BMW 520d Steptronic 2017, adelantada hace unos días en un teaser, y comprenderás por qué estamos ante una de las mejores berlinas del mercado.

Como punto de partida, conviene resaltar que el coche ha crecido en las cotas exteriores, llegando a 4,93 metros de longitud, por 1,87 de anchura y 1,48 de altura. El maletero también ofrece más volumen, pasando de 520 a 530 litros. Estos datos se traducen en una habitabilidad fantástica para cuatro adultos, pues dos personas de talla alta pueden viajar en las plazas posteriores con total comodidad.

Prueba BMW 520d Steptronic 2017

Más grande... y ligero

A priori, deberías estar pensando que el coche ha aumentado de peso. Al contrario, da hasta 100 kilos menos en la báscula, fruto de la construcción ligera BMW EfficientLightweight y al uso de materiales como aluminio o magnesio. El apartado dinámico, junto con el del consumo, que más adelante analizaremos, son los más directos beneficiados.

También merece la pena resaltar el trabajo aerodinámico, pues presenta un reducido coeficiente Cx de 0,22. Para lograrlo, el coche incluye soluciones como la parrilla activa y los canalizadores de aire, situados detrás de las ruedas delanteras. 

 

¿Magia? No, tecnología puntera

Desde luego, el listado de ayudas a la conducción y de siste...