Descubre cómo acelera el motor de ciclo diésel, con seis cilindros, más potente jamás montado en un automóvil.

Con seis cilindros en línea, cuatro turbocompresores y tracción en las cuatro ruedas, el BMW M550d xDrive es lo más parecido a un M5, con motor de ciclo diésel, que puedes encontrar en el mercado. Y los propietarios del canal de YouTube AutoTopNL tenían curiosidad por ver de qué es capaz este monstruoso automóvil, cuando se lleva al límite su poderosa mecánica, de 3,0 litros de cilindrada y 400 CV de potencia.

Más vídeos de aceleración:

Para ello, decidieron armarse con un cronómetro y comprobar cuánto tardaba en acelerar desde parado hasta que el limitador de velocidad hiciera acto de presencia, a 250 km/h. Según los datos registrados por el dispositivo de medición, situado en la esquina superior izquierda, con el control de arrancada Launch Control activado, apenas necesita 4,7 segundos para acelerar de 0 a 100 km/h. Un registro idéntico al que conseguía el BMW M5 V10, de 507 CV, que se comercializaba hace una década.

Impresionante, ¿verdad? Todavía lo es más el hecho de que alcanzara la velocidad máxima, de 250 km/h (260 km/h de marcador) en apenas 35 segundos. La parte negativa es que, a diferencia del actual M5, la marca alemana no ofrece en el M550d la opción de equipar el M Driver Package, que incorpora un limitador de velocidad más permisivo.

Así que si quieres saber hasta donde podría llegar este BMW, no te quedará más remedio que recurrir a un kit aftermarket... a costa, claro está, de perder la garantía.

Por otro lado, si lo que estás buscando es un BMW familiar, AutoTopNL también tuvo la oportunidad de repetir este experimento con un M550d xDrive Touring. Eso sí, como era de esperar, el peso, ligeramente superior, hizo que no fuese tan veloz como su hermano de cuatro puertas.

BMW M5 2018: más información:

BMW M5, supergalería de fotos (más de 300 imágenes)