BMW M5 Competition 2018, más y mejor

El protagonista de esta prueba es especial por muchos motivos. Es una versión aún más potente, más rápida, y más extrema del BMW M5 2018. Para todos aquellos a los que las prestaciones de la berlina deportiva alemana les supiera a poco, los responsables bávaros acaban de proporcionarles una alternativa.

El actual M5 convencional ofrece una potencia de 600 CV, tracción a las cuatro ruedas, la posibilidad de desactivar la tracción integral y convertir al vehículo en un propulsión trasera 'clásico' para generar inmensas cortinas de humo y disfrutar de una conducción deportiva en cualquier circuito que desees. Pues bien, ahora, el BMW M5 Competition es capaz de reproducir todo lo anterior, pero de una forma más eficaz y contundente, elevando el listón de las berlinas Premium deportivas unos centímetros más.

BMW M5 Competition 2018 primera prueba

Cómo es

El BMW M5 Competition juega al despiste, luciendo una apariencia bastante similar a la de un M5 de serie. Sin embargo, podemos diferenciarlo gracias a 'pequeños' detalles como las nuevas llantas de 20 pulgadas o los elementos decorativos exteriores en negro brillante. Una tonalidad también elegida para vestir los tubos de escape, el difusor trasero y la parrilla clásica de BMW con los dos riñones. Y me temo que eso es todo lo que lo diferencia de un M5 convencional con 600 CV. 

Eso significa que se mantienen las grandes tomas de aire frontales, los discretos apéndices aerodinámicos y las insignias 'M5', repartidas por diferentes zonas de la carrocería. Pocas diferenci...