Es la nueva estrella de la gama de modelos híbridos, completada por los E 53 Coupé y Cabrio.

Una de las sorpresas de la cita norteamericana ha sido el anuncio, por parte de Mercedes-Benz, de una gama de vehículos híbridos, bajo el paraguas de AMG. Concretamente, los CLS 53 4MATIC+, E 53 4MATIC+ Coupé y E 53 4MATIC+ Cabriolet que serán los protagonistas de esta nueva familia y utilizarán una nueva base mecánica.

Está compuesta por el motor de gasolina de seis cilindros en línea, turboalimentado, con 3,0 litros de cilindrada, asociado a un compresor eléctrico más un alternador-arrancador, denominado "EQ Boost", que alimenta a la red eléctrica de 48 V y aporta una potencia y un par motor extras, al propulsor térmico, de 22 CV y 250 Nm, respectivamente. 

La otra gran novedad de Mercedes-Benz en Detroit:

Mercedes-AMG CLS 53, un híbrido de altas prestaciones

Este modelo llegará al mercado a lo largo del año 2018 y utilizará el mismo esquema mecánico que, por ejemplo, el CLS 450 híbrido enchufable, anunciado previamente. En este último caso, desarrolla 362 CV de potencia, más los 22 CV adicionales del EQ Boost.

Sin embargo, el nuevo CLS 53 4MATIC+ eleva el listón hasta los 435 CV, sin necesidad de modificar la cifra de potencia del motor eléctrico. Asimismo, la firma de la estrella dice que el CLS 53 es capaz de acelerar, de 0 a 100 km/h, en solo 4,5 segundos.

Mercedes-AMG CLS 53 2019

Cambios también para el Clase E

Respeto al Clase E, el Mercedes-AMG E 53 también anuncia un apreciable aumento de potencia, teniendo en cuenta los 329 CV del E 400 (el híbrido convencional de la gama). También supera los magníficos 396 CV del Mercedes-AMG E 43. Además, y por primera vez, la firma alemana ofrece esta versión deportiva, firmada por AMG, para los Clase E Coupé y Cabriolet.

Todos los modelos Mercedes-AMG 53 utilizan una transmisión automática AMG SPEEDSHIFT TCT 9G, con nueve velocidades, y envían la potencia al asfalto a través del sistema de tracción total 4MATIC+, que funciona en modo de propulsión trasera, la mayoría del tiempo, para conseguir la máxima eficiencia energética.

Por otra parte, el CLS 53 se beneficia de multitud de la tecnología heredada del Clase S, que incluye, entre otros, el sistema de frenada de emergencia activa, el control de velocidad de crucero adaptativo, con funciones de frenado automático y maniobra evasiva... y así una larga lista. Todos los Mercedes-AMG 53 incluyen, de fábrica, suspensión neumática, con modos predeterminados Comfort, Sport y Sport+, dentro de los modos del control dinámico de la conducción Dynamic Select.

Mercedes-AMG CLS 53 2019

En el plano estético, los Mercedes-AMG 53 disfrutan de paragolpes específicos y unos radiadores doble, acabados en acabado cromado, que según la marca están reservados para los modelos V8 de AMG. Del mismo modo, las colas de escape dobles, con diseño circular, también son una nueva seña de su elegante diseño.

Respecto a futuros modelos Mercedes-AMG 53 dentro de la gama de producto del fabricante germano, es complicado aventurarnos con lo que pasará en un futuro cercano. Lo único que ha confirmado la marca es que la Clase S no disfrutará de un S 53. En cualquier caso, todos los modelos que adopten la nueva mecánica de seis cilindros en línea, potencialmente, podrían ofrecer una versión híbrida deportiva en su gama.

Más noticias y pruebas sobre Mercedes-AMG:

Mercedes-AMG E 53 Coupé y Cabriolet 2018