Que sus formas rectilíneas no te engañen, el Mercedes-Benz Clase G 2018 es un modelo completamente nuevo, que ha experimentado la mayor evolución de su historia.

Tras multitud de rumores, fotos espía, teasers y hasta filtraciones, el momento de la verdad ha llegado en el salón de Detroit. Por fin, hemos podido conocer el NUEVO (así, con mayúsculas) Mercedes-Benz Clase G 2018. Un modelo lanzado hace muuuchos años... Tantos, que unos cuantos componentes de la redacción ni habíamos nacido. 

Bromas aparte, la expectación por la llegada de este TT estaba más que justificada. A fin de cuentas, la firma germana se enfrentaba al reto de renovar por completo a uno de los pocos todoterrenos que sobreviven en nuestro mercado. Una tarea que, viendo el resultado final, no defrauda... lo más mínimo. 

Mercedes-Benz Clase G 2018

Descubre los modelos inmortales de nuestro mercado:

Mercedes-Benz Clase G 2018: la reinterpretación de un mito

Ensamblado desde el año 1979, y tras diversos restyling y puestas al día (de mayor y menor profundidad), el nuevo modelo no reniega de sus icónicas líneas rectas; al menos, en la carrocería. Y nosotros que lo celebramos. 

Eso sí, esto no significa que no haya cambios importantes. La puesta al día incluye unos trazos un tanto suavizados, grupos ópticos de nueva factura y llantas de aleación de 18 pulgadas, rediseñadas. Respecto a las dimensiones, comparado con el modelo precedente, el nuevo Clase G crece en todos los sentidos: 5,3 centímetros de largo, 12,2 de ancho y 76 milímetros de alto. Además, la rigidez estructural aumenta en un 55%, mientras que se consigue reducir el peso en 170 kilos. 

Mercedes-Benz Clase G 2018

Por supuesto, los cambios también se trasladan hasta el interior, donde ofrece más espacio para todos los pasajeros; especialmente, en las plazas traseras. Allí se percibe una gran mejora, gracias al nuevo emplazamiento de los asientos y la mayor distancia entre ejes, que crece 3,3 centímetros. De este modo, no es de extrañar que ofrezca hasta 15 centímetros extra, en lo que al espacio para las piernas se refiere. 

Esta mejora no es una sorpresa. Tampoco, el hecho de que la mayoría de elementos del habitáculo sean completamente nuevos, como la instrumentación digital (con modos Classic, Sport y Progressive) o la pantalla del sistema multimedia, que alcanza las 12,3 pulgadas. ¿El motivo? Como podrás recordar, hace algunas semana ya tuvimos la oportunidad de subirnos a una unidad del Mercedes-Benz Clase G 2018. Tienes todas las impresiones a continuación.

Mercedes-Benz Clase G 2018

Descubre el interior del Clase G 2018:

Igual de capaz que siempre

Pero que nadie piense que más espacio, diseño o tecnología significa menores aptitudes en campo. Todo lo contrario, el Clase G 2018 combina la tracción total, los clásicos tres bloqueos del diferencial y la reductora (LOW RANGE), con una electrónica puesta al día y un nuevo esquema de suspensión delantera; ahora, de tipo independiente. Por su parte, en el tren posterior, se sigue apostando por el eje rígido. También cambia la dirección asistida, que pasa a ser de cremallera, en lugar de recirculación de bolas.

Pasando a las cotas puramente todoterreno, ofrece una altura libre al suelo de 29,6 centímetros y se mejoran los ángulos de entrada, ventral y salida, hasta los 31,26 y 30 grados, respectivamente, mientras que la capacidad de vadeo aumenta en 9,9 centímetros, hasta alcanzar los 70. Además, incluye un modo de conducción exclusivo, de corte campero, que recibe el nombre de G-Mode. Por tanto, sigue sin tenerle miedo al barro...

Si te gusta el Clase G 2018, esto te interesa:

Mercedes-Benz Clase G 2018

Presentado en territorio norteamericano, de inicio, opta por un motor 4.0 V8 de gasolina, biturbo, con 422 CV de potencia, 610 Nm de par máximo y 11,1 litros cada 100 kilómetros de consumo medio, que recibe el nombre de G 500. A su lado, puede verse una nueva transmisión automática con convertidor de par, de nueve velocidades, que recibe el nombre de 9G-TRONIC. ¿Y las versiones AMG? Para descubrirlas, probablemente, habrá que esperar hasta 2019. 

Aunque aún no hayamos podido conducirlo, sí que conocemos algún detalle más. Por ejemplo, que incluye un control dinámico de la conducción DYNAMIC SELECT, con cuatro programas individuales, Comfort, Sport, Eco e Individual, así como el anteriormente mencionado G-Mode. 

Por el momento, todavía no se han anunciado los precios de la gama para el mercado español, pero sabemos que la cifra de partida en Alemania, cuando llegue en el mes de junio, será de 107.040 euros. 

Más noticias y pruebas sobre el Clase G:

Galería: Mercedes-Benz Clase G 2018