Después de 38 años en el mercado, la planta austriaca de Magna Steyr sigue produciéndolo.

Mercedes-Benz ocupa el foco de la atención de los medios gracias al estreno de su nuevo Clase X, el primer pick-up del fabricante alemán. Sin embargo, también está de enhorabuena por otros motivos, referidos a la fabricación de su todoterreno estrella.

Acabamos de conocer que en la planta austriaca de Magna Steyr, en Graz, se acaba de fabricar la unidad número 300.000 del legendario Clase G. El vehículo en cuestión es un atractivo G500 en color azul metalizado, con los asientos tapizados en cuero negro y las costuras en hilo blanco para hacer contraste.

Mercedes-Benz Clase G 300.000

Pero este Clase G es especial, no solo por la cifra tan especial que representa. También, porque ha sido configurado por una parte de la legión de seguidores que tiene el todoterreno alemán repartidos por el mundo.

Ellos votaron su configuración preferida, a través de la página oficial de Facebook de la firma de la estrella. La unidad resultante incluye el paquete Off-Road, que incluye llantas de aleación negras de 16 pulgadas, con neumáticos específicos para circular por campo, además de una llamativa baca en el techo.

Mercedes-Benz Clase G, 38 años de historia ininterrumpida

"El Clase G ha sido fabricado por Magna Steyr, en Graz, para Mercedes-Benz desde 1979. Hoy en día representa nuestro icono todoterreno más exitoso. La producción de 300.000 unidades es un hito impresionante. Un éxito al que ha contribuido un equipo de empleados, fundamentales en los 38 años de historia del modelo. Hemos disfrutado de décadas de cooperación exitosa con Magna Steyr en la producción del Clase G", afirma Gunnar Güthenke, jefe de la división de productos todoterreno de Mercedes-Benz.

Mercedes-Benz Clase G 300.000

Ensamblado en una sola línea de producción, el Clase G alcanzó niveles récord de ventas durante el año pasado, con casi 20.000 unidades entregadas a los clientes. Un todoterreno que ha ido superando récord de matriculaciones cada año desde 2012.

"El Mercedes-Benz Clase G es un modelo único fuera de la carretera. Gracias a un proceso de evolución continua, ayer y hoy, el vehículo dispone de la última tecnología del grupo" añade Güthenke. 

Otras noticias sobre el Mercedes-Benz Clase G:

 

Forma parte de algo grande