Para aquellos clientes que encuentren la versión convencional demasiado común...

Creo que no hace falta presentar a este todoterreno. Durante más de 30 años, el Mercedes Clase G ha recorrido todas las carreteras del mundo. Evidentemente, con el paso de los años, el modelo alemán ha mejorado bastante sus características técnicas. Y, por supuesto, ha ido ganando en refinamiento, resultando cada vez un poco más lujoso. Las dos últimas ediciones especiales son un magnífico ejemplo de la evolución del Clase G.

Mercedes-Benz Clase G designo manufaktur Edition

Mercedes-Benz G Designo Manufaktur Edition, todo un lujo

El primer acabado especial recibe el nombre de Designo Manufaktur Edition. Está reservado para las versiones G 350 d, de ciclo diésel, y G 500, de gasolina, y destaca por la cantidad de detalles en color negro presentes por todo el coche. De esta forma, las llantas de aleación de 19 pulgadas, las taloneras, las cubiertas de los espejos retrovisores y la parrilla lucen este tono oscuro.

En el interior, también podemos apreciar esa tonalidad, con elementos del salpicadero en negro lacado, tapicería de piel con costuras en rojo y volante forrado en piel, en contraste rojo y negro. Además, de serie también están incluidos el paquete Exclusive, que añade asientos delanteros ventilados y salpicadero forrado en piel, y el paquete Sport, con escape deportivo en el caso del G 500, alfombrillas específicas y multitud de elementos cromados repartidos por el exterior y el interior.

Mercedes-Benz Clase G designo manufaktur Edition

La paleta de colores disponible se compone de tres alternativas: Designo Rojo Magma, Designo Mystic blanco y Negro Obsidiana. En Alemania, los precios para el G 350 d y G 500 parten de los 109.879 euros y de los 121.683 euros, respectivamente.

Mercedes-AMG G 63 y G 65, dos bestias vestidas de seda

El segundo acabado especial está reservado para los Mercedes-AMG G 63 y G 65. Recibe el nombre de Exclusive Edition y añade protecciones en la parte baja de la carrocería fabricadas en acero inoxidable, taloneras específicas y llantas de aleación de 21 pulgadas.

En el interior, el cliente podrá elegir entre dos tipos de tapicería de piel, inserciones elaboradas en fibra de carbono o terminaciones en negro lacado. Asimismo, la carrocería podrá vestirse con un exclusivo color AMG Monza gris magno. En su país de origen, esta edición parte de los 163.125 euros, para el Mercedes-AMG G 63, y de los 287.659 euros, para el Mercedes-AMG G 65.

Mercedes-Benz Clase G designo manufaktur Edition
Mercedes-Benz Clase G designo manufaktur Edition

Otras noticias sobre Mercedes-Benz:

 

Forma parte de algo grande

Mercedes estrena dos versiones especiales del Clase G