Conducimos una unidad preserie del Citroën C5 Aircross 2018, un modelo que pretende convertirse en el SUV más confortable. ¿Lo consigue?

Se presentó en el salón de Shanghái, está basado en el concept car Aircross aparecido en 2015 y, ahora, nos hemos desplazado hasta París para conocer, en directo, al nuevo Citroën C5 Aircross 2018; o lo que es lo mismo, el SUV más novedoso de Citroën. Y también el más grande, ya que con una carrocería de cinco puertas y 4,50 metros de longitud, se posiciona como el hermano mayor del Citroën C3 Aircross.

Y eso significa que, cuando llegue al mercado en diciembre, tendrá que vérselas con auténticos pesos pesados del segmento de los todocaminos medios, como son el Peugeot 3008, el SEAT Ateca o el Hyundai Tucson. ¿Cuáles son sus argumentos para triunfar?

Citroën C5 Aircross 2018

Por diseño, queda claro que es un Citroën

De un primer vistazo, hay dos cosas que llaman la atención en el Citroën C5 Aircross 2018. La primera es que, gracias a una altura libre de 23 centímetros, un capó horizontal y a elementos como las barras longitudinales de techo, hace gala del aspecto poderoso habitual en los SUV.

Y, en segundo lugar, que a simple vista se identifica claramente como un Citroën; sobre todo, al observar el frontal. En este sentido, el C5 Aircross 2018 cuenta con la doble óptica delantera habitual en la marca francesa, aunque en este caso, resulta especialmente llamativa porque los faros ‘inferiores’ se integran en la parrilla frontal.

Citroën C5 Aircross 2018
Citroën C5 Aircross 2018

El exterior también se complementa con elementos como los Airbump, situados en la parte baja de las puertas delanteras, o la forma de las ópticas traseras, que se inspiran en las del C3 Aircross. ¿Una curiosidad? La trasera, de diseño muy vertical, incorpora una luz de posición con cuatro módulos de luces con tecnología de tipo LED. Por otro lado, tampoco faltan elementos como unos pilares de color negro que pretenden simular un techo flotante.

En lo que a las posibilidades de personalización respecta, este Citroën cumple sobradamente: está disponible con 30 combinaciones diferentes de color para la carrocería, que se pueden combinar con cuatro tipos de llantas de aleación. ¿Una curiosidad? El aspecto exterior del Citroën C5 Aircross 2018 es fruto de la colaboración de dos de los centros de diseño de la marca: el de China y el de París.

Citroën C5 Aircross 2018

Citroën C5 Aircross 2018: un interior cómodo y familiar

El salpicadero del Citroën C5 Aircross 2018 tiene un diseño marcadamente horizontal, con líneas sencillas y modernas, en el que gran parte del protagonismo recae sobre la pantalla táctil de 8,0 pulgadas de la consola central.

En cualquier caso, se trata de un interior concebido para cuidar a los ocupantes. Y eso es algo evidente desde que abres la puerta y te acomodas en los asientos Advanced Confort, que recuerdan a un butacón: el mullido es muy cómodo y parecen bastante correctos a la hora de sujetar el cuerpo.

Tampoco faltan unos generosos reglajes en altura y profundidad para el volante, o una instrumentación digital personalizable, de 12,3 pulgadas.

Al analizar las plazas traseras, puede decirse que este SUV no es un C4 SpaceTourer, pero casi. De hecho, se trata del único SUV medio que ofrece tres asientos individuales, deslizantes hasta 15,0 centímetros, y con un respaldo reclinable en cinco posiciones, que van desde los 19 hasta los 26,5º.

Citroën C5 Aircross 2018
Citroën C5 Aircross 2018

Todo esto, unido a unas cotas de espacio generosas en cualquier medición, hacen que nos encontremos ante el SUV más cómodo de la categoría, a la hora viajar con tres ocupantes en las plazas traseras.

Las buenas noticias también llegan al hablar del maletero, que oscila entre los 580 y los 720 litros (récord del segmento), en función de la posición de los asientos traseros. Además, cuenta con un sistema de apertura y cierre eléctricos del portón y, al abatir los respaldos posteriores, la capacidad aumenta hasta los 1.630 litros.

En definitiva, de puertas hacia dentro, puede decirse que es un SUV con espíritu de monovolumen. Eso sí, por el momento, no se ofrecerá una variante de siete plazas, ya que ese hueco queda cubierto por el Grand C4 SpaceTourer.

Más información del Citroën C5 Aircross 2018:

Citroën C5 Aircross 2018

¡¡Nos subimos al Citroën C5 Aircross 2018!!

Aunque parezca increíble, hemos podido conducir una unidad preserie del Citroën C5 Aircross PureTech 180… Pero no te hagas ilusiones, porque ha sido durante unos dos kilómetros, en línea recta, y con apenas cuatro giros. Además, no hemos superado los 50 km/h.

Aun así, tras desconectar el freno de mano electromecánico e iniciar la marcha, hemos sacado algunas conclusiones. Para empezar, gracias a elementos como los cristales delanteros dobles, apenas se percibe ruido del motor en el habitáculo y, por otro lado, la transmisión automática con convertidor de par EAT8, de ocho velocidades, con un selector idéntico al del Peugeot 3008, inicia la marcha con total suavidad y sin tirones.

Tal vez, lo menos bueno sea una dirección que parece demasiado asistida, aunque es una primera apreciación que deberemos corroborar cuando tengamos la oportunidad de probar en profundidad el coche.

Sin embargo, el verdadero objetivo de este recorrido, con pequeños tramos adoquinados, es comprobar la eficacia de la suspensión, que incluye unos amortiguadores progresivos hidráulicos. Una tecnología que te sonará novedosa, pero que en realidad no lo es tanto, puesto que ya la incorporaron modelos como el Citroën ZX, que obtuvo la victoria en el Dakar de 1994, o el actual Citroën C3 WRC.

Citroën C5 Aircross 2018

¿Cómo funciona la suspensión de amortiguadores progresivos hidráulicos?

Básicamente, consiste en añadir dos pequeños topes hidráulicos en el interior de los propios amortiguadores. Están situados en los extremos y, a medida que el aceite circula dentro del amortiguador al comprimirse, se endurecen progresivamente.

¿Qué se consigue? En teoría, una gran capacidad de filtrado de las irregularidades del asfalto. Durante nuestro recorrido, con tramos adoquinados, las sacudidas que llegaron al habitáculo fueron mínimas... aunque desconocemos la eficacia de esta suspensión para contener el balanceo de la carrocería en tramos virados. 

Más pruebas de Citroën:

Citroen C5 Aircross 2018: ¿cómo son los motores?

En España, la oferta mecánica de este todocamino se compondrá de dos variantes turboalimentadas de gasolina y otras tantas de ciclo diésel. Entre las primeras, nos encontramos con la versión PureTech 130 S&S, con un propulsor de 1,2 litros, con tres cilindros y 130 CV, así como el PureTech 180 S&S EAT8. Este último, recurre a un motor tetracilíndrico de gasolina, de 1,6 litros y 180 CV.  

En lo respectivo a las motorizaciones turbodiésel, la gama arranca con el 1.5 BlueHDi, de 130 CV, mientras que, como mecánica más potente, se sitúa el 2.0 BlueHDi de 180. Este último incorpora la transmisión automática EAT8, de serie, mientras que en el 130 CV es opcional. Por lo demás, todos los propulsores cumplen con la normativa anticontaminante Euro 6.2.

Citroën C5 Aircross 2018

Para los que pretendan circular fuera del asfalto, diremos que, de momento, este Citroën únicamente se conformará con versiones de tracción delantera, aunque podrá equipar el control de tracción avanzado Grip Control, con cuatro modos de funcionamiento: Arena, Todocamino, Nieve y ESP OFF. Esta opción se combinará con el control de descenso de pendientes Hill Assist Descent y unos neumáticos M+S.

Y ya en 2019, se espera la introducción del Citroën C5 Aircross Plug-In Hybrid PHEV, una variante híbrida enchufable que combinará un motor de gasolina con dos unidades eléctricas, para ofrecer una potencia cercana a los 300 CV, tracción total y una autonomía eléctrica de 60 kilómetros. 

Este Citroën tiene 'juguetitos'

Aunque en el apartado tecnológico no hay nada extraordinariamente novedoso en el Citroën C5 Aircross 2018, sí que incorpora lo último de la marca en materia de tecnología y ayudas a la conducción, como el asistente de frenada de emergencia automática Active Safety Brake y los sistemas activo de alerta por cambio involuntario de carril, de control del ángulo muerto y de visión periférica 360.

Además, tampoco falta el sistema de conducción semiautónoma Highway Driver Assist, capaz circular por sí solo en autopista.

Citroën C5 Aircross 2018

¿Merece la pena el Citroën C5 Aircross 2018?

Aunque por ahora faltan detalles importantes por confirmar, como el precio o el equipamiento de serie, tiene argumentos de peso para convertirse en un modelo de éxito. Como por ejemplo, un aspecto atractivo, una buena gama de motores o un interior con una practicidad cercana a la de un monovolumen. En definitiva, se trata de uno de esos modelos pensados para hacer más fácil el día a día de su conductor. 

Más novedades en Motor1.com:

 

Galería: Citroën C5 Aircross 2018