Directo al segmento de moda, el de los todocaminos, el Citroën C5 Aircross 2017 llega cargado de argumentos.

Presentado en el salón de Shanghái, el nuevo SUV de Citroën está llamado a conquistar por igual a los conductores europeos... y chinos. Su nombre es Citroën C5 Aircross 2017, está basado en el prototipo Aircross de 2015, y redobla la apuesta de la firma francesa en el segmento de los todocaminos. Una oferta que, hoy en día, necesitaba un buen refuerzo, al estar solo compuesta por el C4 Aircross y el C4 Cactus

Con una distancia entre ejes de 2,73 metros y una longitud de 4,50 metros, unos 5 centímetros más que el Peugeot 3008, está construido sobre la plataforma modular EMP2 y se lanzará al mercado chino a finales de este mismo año. Eso sí, para verlo circulando por las carreteras europeas, habrá que esperar algo más; concretamente, hasta la segunda mitad de 2018.

Citroën C5 Aircross 2017

Citroën C5 Aircross 2017, imagen de marca

Visualmente, es sencillo relacionar al Citroën C5 Aircross 2017 con las últimas creaciones de la marca. Por ejemplo, con el C3 y su original frontal. O con el C4 Cactus, y sus llamativos Airbump. O, sin ir más lejos, con el C4 Picasso, el modelo que estrenó este concepto de faros divididos. El exterior se complementa con algunos detalles llamativos, como las barras longitudinales de techo, los grupos ópticos con tecnología de tipo LED o los pilotos con diseño tridimensional. Respecto a las llantas de aleación, pueden ser de 17, 18 y 19 pulgadas.

Sus proporciones también resultan moderadas, con una anchura de 1,84 metros y una altura de 1,67. Respecto a las pinturas, se han anunciado las llamadas Blanco Nacré, Negro Perla Nera, Gris Platinium, Marrón Squirrel y, sobre todo, el nuevo Naranja Volcano. Además, se pueden aportar ligeros toque de color, tanto rojo como plata, en la zona inferior de los paragolpes y sobre los Airbump de las puertas delanteras. 

Citroën C5 Aircross 2017

Interior moderno y tecnológico

Por dentro, el habitáculo muestra una configuración marcadamente horizontal, con líneas bastante modernas. En el salpicadero, destaca la inclusión de una pantalla táctil para el sistema multimedia, de 8,0 pulgadas, al tiempo que la instrumentación clásica se ve sustituida por otra, de corte digital, de 12,3 pulgadas.

También se aprecian materiales de calidad, con inserciones en cuero Nappa por doquier. Otro punto a destacar es la luminosidad del conjunto, conseguida gracias a la amplia superficie acristalada y al techo solar panorámico. Por el momento, se ha confirmado una capacidad para cinco ocupantes, que disfrutarán de un aislamiento acústico realmente elevado y de un sistema de filtrado del aire, denominado Air Quality System. Además, en las plazas traseras, los respaldos de los asientos se pueden abatir hasta en 27 grados.

Respecto a la capacidad del maletero, declara 482 litros, al tiempo que ofrece la posibilidad de contar con apertura y cierre eléctricos y accionamiento de tipo manos libres. Por otra parte, los respaldos de las butacas traseras pueden abatirse en proporción 60/40.

Citroën C5 Aircross 2017

Citroën C5 Aircross 2017, con nueva suspensión

Sin duda, la gran novedad tecnológica de este todocamino es la introducción de un nuevo sistema de suspensión, que la firma denomina como Amortiguadores Progresivos Neumáticos (Progressive Hydraulic Cushions).

En términos de equipamiento, la cosa no queda aquí, ya que incluye las últimas ayudas electrónicas a la conducción, como los sistemas de frenada de emergencia automática Active Safety Brake, de cambio involuntario de carril, de control del ángulo muerto y de visión periférica 360, así como un control de velocidad de crucero adaptativo o el asistente de luz de carretera Smartbeam.

Citroën C5 Aircross 2017

Un híbrido enchufable de 300 CV

Por el momento, se ha confirmado que, para el mercado chino, existirán dos motores turboalimentados de gasolina de la familia 1.6 THP, con 165 y 200 CV de potencia. También, que se podrá optar por la transmisión automática con convertidor de par EAT6 e-shift. Y, por último, más adelante, llegará la versión Plug-In Hybrid PHEV e-AWD, con un motor de gasolina de 200 CV y dos unidades eléctricas, para alcanzar una potencia máxima combinada de 300 CV y garantizar una autonomía eléctrica de 60 kilómetros.

En el caso de las unidades que lleguen a los concesionarios europeos, es de esperar que también cuenta con los motores tricilíndricos de gasolina PureTech, con 110 y 130 CV, y de los de ciclo diésel BlueHDi, con 100, 120, 150 y 180 CV. De este modo, se unirían a dos elementos que ayudarán a circular fuera del asfalto, como el control de descenso de pendientes HADC (Hill Assist Descent Control) o del control de tracción ampliado Grip Control, con cinco programas de funcionamiento: estándar, arena, todocamino, nieve y ESP OFF. Elementos imprescindibles para un todocamino que apunta a lo más alto.

Citroën C5 Aircross 2017

Más novedades del salón de Shanghái en Motor1.com:

 

Forma parte de algo grande