Se trata de la versión intermedia del descapotable, con 522 CV.

La amplia familia GT de Mercedes-AMG sigue sumando nuevos miembros. Si la semana pasada te mostramos la serie especial Edition 1 del Mercedes-AMG GT 4 puertas Coupé, hoy toca hablar del Mercedes-AMG GT S Roadster 2018, que se sitúa en una posición intermedia en la gama del descapotable.  

Conoce al rival del Porsche Panamera:

Como el resto de sus 'hermanos', este nuevo cabrio disfruta de un motor V8 biturbo, de 4,0 litros que, para la ocasión, entrega 522 CV y 670 Nm. Cabe recordar que el GT Roadster desarrolla 476 CV y 630 Nm, mientras que el GT C Roadster alcanza los 557 CV y 680 Nm. Todos cuentan con la caja de cambios automática de doble embrague AMG SPEEDSHIFT DCT 7G, de siete velocidades.

Sorprendentemente, el nivel de prestaciones del Mercedes-AMG GT S Roadster 2018 apenas difiere del de la variante más potente. No en vano, apenas les separa una décima de segundo en la aceleración de 0 a 100: 3,8 frente a 3,7 segundos. En cuanto a la velocidad máxima, nuestro protagonista firma 308 km/h, por 316 del GT C Roadster.

Mercedes-AMG GT S Roadster 2018

Diferentes puestas a punto

En el apartado técnico, debemos resaltar el diferencial trasero autoblocante, con control electrónico, y la suspensión adaptativa AMG RIDE CONTROL, con tres programas a elegir. Ambos forman parte del equipamiento de serie. 

Por su parte, el control dinámico de la conducción AMG DYNAMIC SELECT dispone de cinco modos: C (Comfort), S (Sport), S+ (Sport Plus), RACE e I (Individual), que varían el funcionamiento del acelerador y la transmisión, así como el tacto de la dirección.    

Entre el equipamiento opcional, los clientes tienen que prestar atención a los discos de freno carbocerámicos AMG high-performance. Los delanteros cuentan con un diámetro de 402 milímetros, mientras que los traseros llegan a 360. 

Mercedes-AMG GT S Roadster 2018

Mercedes-AMG GT S Roadster 2018, aún sin precio 

Centrándonos en el área estética, el Mercedes-AMG GT S Roadster 2018 se distingue, principalmente, por el paquete AMG Chrome, de serie. ¿Qué incluye? Inserciones metalizadas en el frontal, en las aletas y en el difusor. No obstante, el coche se puede personalizar con otros packs, como el AMG Exterior Night, que incorpora retoques de color negro brillante. 

Por último, en el habitáculo lucen unos asientos AMG específicos, el sistema de calefacción Airscarf y el paquete AMG Silver Chrome Interior. 

De momento, no sabemos el precio oficial en España de este biplaza de ensueño. Para que puedas ir haciendo cálculos, el GT Roadster 'básico' cuesta 160.800 euros. Sí, son unos cuantos millones de las antiguas pesetas, pero a algunos afortunados esa cifra no les quitará la idea de hacerse con uno...  

También te podría interesar:

Galería: Mercedes-AMG GT S Roadster 2018