La combinación entre el modelo clásico de la firma de la estrella y el expiloto de Fórmula 1 resulta muy atractiva.

Si hace pocos días os hablábamos de un Mercedes-Maybach S 600 a la venta en Reino Unido, propiedad de Lewis Hamilton, ahora, le toca el turno a su excompañero de equipo, Nico Rosberg, que nos enseña su magnífico Mercedes-Benz 300 SL Gullwing. En esencia se trata de un ejemplar de 1955, que tiene el placer de conducir a diario, por las calles del Principado de Mónaco.

Mercedes-Benz 300 SL de 1955, con apenas 48.000 kilómetros

En el vídeo de YouTube que acompaña a esta noticia, subido por el propio Rosberg, el excampeón de Fórmula 1 muestra a sus seguidores su espectacular 300 SL, perfectamente restaurado. Este vehículo clásico, de 1955, era un adelantado a su tiempo, con las características puertas de tipo alas de gaviota y una atractiva carrocería coupé.

La tapicería es original y muestra un aspecto sobresaliente, a pesar del paso de los años. Lo mejor de todo es que el responsable de la restauración del modelo hizo un trabajo ejemplar, debido a que el icono de la marca de la estrella, de alguna forma, parece 100% nuevo. Es como si, por algún extraño motivo, nos hubiéramos teletransportado hasta la década de 1950.

Mercedes 300 SL Gullwing 1954

Y para completar un vídeo inolvidable, Rosberg realiza un pequeño trayecto, que discurre por las calles de Mónaco, con el 300 SL como protagonista. El propio expiloto de Fórmula 1 parece estar disfrutando de una experiencia maravillosa, tal y como podemos apreciar en las imágenes; entre otras cosas, porque el piloto alemán no se esconde a la hora de mostrar un vehículo tan exclusivo, con casi setenta años de antigüedad.

Mercedes 300 SL Gullwing 1954

A pesar de su veteranía, el clásico biplaza de Mercedes-Benz completó una magnífica exhibición por las calles del Principado y sus alrededores. Rosberg exprimió todo el potencial del motor por las carreteras de montaña próximas. Incluso se atrevió a negociar varias curvas con una agilidad asombrosa en el descenso de una carretera de montaña, tal y como podemos ver en la grabación.

También te podría interesar:

No obstante, aunque parezca un poco absurdo, en el vídeo puedes escuchar a Rosberg comentando que su coche apenas supera los 48.000 kilómetros. Si no nos crees, salta hasta el minuto 7'12" y lo podrás corroborar tú mismo. Es muy probable que esa cifra no sea real y que se corresponda a los realizados desde la conclusión del proceso de restauración. A fin de cuentas, es rarísimo encontrar un vehículo de estas características, fabricado en 1955, con tan pocos kilómetros. Así que tocará seguir investigando sobre este modelo tan exclusivo como elegante.

Nota: Las imágenes de la galería que acompañan a esta noticia corresponden a un Mercedes-Benz 300 SL Gullwing de 1954, subastado hace unos meses.

Fuente: Nico Rosberg, vía YouTube 

Galería: Mercedes-Benz 300 SL Gullwing de 1954 a subasta