El preparador alemán también ha retocado un Mercedes 280 SL Pagoda y un 300 SL Roadster.

BRABUS es un preparador, reconocido mundialmente, que nos tiene acostumbrados a transformar vehículos, añadiendo mucha potencia a sus nuevas creaciones, casi siempre de Mercedes-AMG. Sin embargo, ¿te imaginas qué podría suceder si decidiesen restaurar Mercedes-Benz clásicos? Pues no te lo preguntes más. Nosotros te enseñamos varios ejemplos de lo que son capaces, algunos de ellos dignos de estar expuestos en cualquier museo.

BRABUS restaura cuatro clásicos de Mercedes-Benz

El preparador alemán ha entregado recientemente cuatro modelos clásicos de Mercedes-Benz. Todo parece apuntar a que pertenecen a un coleccionista privado, aunque a la vista de su impoluto aspecto, lo más justo sería que pudiesen ser admirados por el público. Así las cosas, los vídeos que adjuntamos en esta noticia te servirán de consuelo.

Los cuatro vehículos de Mercedes-Benz restaurados por BRABUS han sido iconos dentro de la historia de la marca de la estrella. Un 300 SL Gullwing, un 300 SL Roadster, un 280 SE 3.5 Cabrio y un 280 SL Pagoda. Un póker de ases, impresionantes por dentro y por fuera, con una atención por el detalle, realmente impresionante.

300 SL Gullwing

Puede que sea el vehículo más espectacular de todos. Con la carrocería pintada en azul celeste y el interior de color crema, la combinación es deslumbrante. El trabajo de restauración llevó más de 4.500 horas de trabajo, que incluyó la actualización completa del interior original y la reconstrucción del motor.

300 SL Roadster

Es muy probable que este sea el descapotable con el que siempre soñaste cuando eras pequeño. La mezcla de tonalidades parece perfecto, con la tapicería en color marrón claro, en contraste con el tono oscuro de la carrocería. Una mezcla de lujo y sofisticación casi perfecta, repleta de detalles de buen gusto.

280 SE 3.5 Cabrio

La mezcla del exterior en azul, con la capota en blanco y el habitáculo en marrón oscuro, es una combinación sumamente elegante. En el trabajo de restauración se invirtieron más de 2.500 horas, aunque a la vista del resultado definitivo, debemos darlas por muy bien invertidas.

280 SL Pagoda

Es muy probable que el 280 SL Pagoda sea uno de los clásicos más exclusivos restaurados por BRABUS. La carrocería en color crema, combinada con la capota de tela en tono verde oscuro, dan como resultado un vehículo sobresaliente. Ese tono verde también está presente en el salpicadero y aporta un apariencia sofisticada al interior del Pagoda. En definitiva, un vehículo de ensueño. 

Otras noticias relacionadas: