Al cambio actual, el cantante pagó unos 44.500 euros por la berlina de lujo alemana.

Piensa en la relación de Elvis Presley con los automóviles y tu mente, probablemente, te transporte hasta famosos Cadillac. Sin embargo, cuando no conducía automóviles de lujo estadounidenses, el cantante también disfrutaba de un Mercedes-Benz. Concretamente, de este 280SEL, del año 1971, que ha llegado a nuestros días en perfectas condiciones y está a la venta en St. Louis, Missouri, por 113.500 euros.

Como curiosidad, la berlina incluye documentación que muestra a la icónica estrella de rock como el dueño original del vehículo. Este coche lo compró Elvis por 8.764 dólares de la época, que equivaldrían a unos 44.500 euros actuales. Incluye aire acondicionado, un elemento opcional, pero necesario para soportar los calurosos veranos de Tennessee. También viene con elevalunas eléctricos y un sistema de sonido de Becker Europa. Originalmente, el coche tenía un tono rojo oscuro, pero Elvis decidió cambiarlo por el Alpha Crystal Blue Metallic.

Mercedes-Benz 280SEL, de 1971, de Elvis Presley
Mercedes-Benz 280SEL, de 1971, de Elvis Presley

En un museo durante casi 40 años

El Mercedes-Benz 280SEL ofrecía una mayor distancia entre ejes que el SE, pero se produjeron muchos menos ejemplares. Según las cifras que maneja la marca, se fabricaron 8.350 unidades del 280SEL, frente a 91.051 del 280SE.

El motor, de seis cilindros en línea e inyección de gasolina, cubicaba 2,8 litros y entregaba 160 CV. En el caso del automóvil de Elvis, esta mecánica se asociaba a un cambio automático de cuatro velocidades.   

Con más de 129.000 kilómetros en el contador, el cantante y su séquito sacaron buen provecho de este coche, antes de la muerte del rockero, en agosto de 1977. Tras el fallecimiento de Presley, la berlina se expuso en un museo de Tennessee hasta 2016. Ahora, Daniel Schmitt & Co da la posibilidad de adquirirlo. ¿Te animarías a comprarlo?  

Fuente: MotorGT, vía Daniel Schmitt & Co y Mercedes-Benz

Otras noticias de coches clásicos:

Galería: Mercedes-Benz 280SEL, de 1971, de Elvis Presley