¿Le darías una segunda oportunidad? Nosotros, desde luego que sí...

Los 'Barn finds' (que podríamos traducir literalmente como 'hallazgos en graneros') son un fenómeno cada vez más común. O eso parece, ya que, últimamente, aparecen coches clásicos y deportivos hasta debajo de las piedras.

Los motivos del abandono son tan diversos como descabellados, desde el que compró un coche y lo guardó, para especular con él, hasta quien lo aparcó y por problemas de salud no lo volvió a mover, pasando por quien lo heredó y nunca más quiso saber de él. El caso es que las 'apariciones' en graneros, garajes y cobertizos cada vez son más habituales.

Galería: Delorean abandonado durante 32 años

Es el caso de este Delorean, que ha visto la luz después de 32 años abandonado. Cubierto de polvo, no sabemos por qué se dejó de usar, pero sí que se detuvo con unos 60.000 kilómetros de uso.

Después de revisar el coche por primera vez, los descubridores, padre e hijo, volvieron una semana después con un remolque para llevarse el que es su tercer DeLorean a su nuevo hogar.

Como puede verse en el vídeo, el día del 'rescate' estaba lloviendo, por lo que el coche recibió su primer lavado gratis, gracias a la madre naturaleza, que ayudó a eliminar las capas de polvo que se habían acumulado con el tiempo.

A estas alturas, poco más podemos decir sobre el DeLorean DMC-12, más allá de que se fabricaron unas 9.000 unidades, entre 1981 y 1982, antes de la quiebra de la compañía. De hecho, si no hubiera sido por la trilogía de películas de Regreso al Futuro, el coche habría caído en el olvido, debido a su escasa potencia y pobres prestaciones.

Antes de acabar, puedes conocer la historia en el vídeo completo, que está justo debajo. Y al final del post, te invitamos a que descubras la galería de fotos de uno de los ejemplares más raros que jamás hayamos visto, un Delorean conducido por control remoto.

Fuente: Motorius.com

Galería: DeLorean conducido por control remoto