Primera prueba Volkswagen Golf 2017, denominación de origen

Al igual que sucede con los buenos vinos, cuanta más dilatada sea la trayectoria de un coche, más importancia suele tener. El Volkswagen Golf 2017 representa un ejemplo perfecto de esta distinción. Estamos ante el restyling de la séptima generación, con el que la marca alemana va a incrementar la espectacular cifra de 33 millones de ventas lograda hasta ahora. ¿Qué cambios experimenta? Te lo contamos todo en esta primera prueba.

A la hora de desarrollar el modelo actualizado, se ha puesto énfasis en dos apartados, el tecnológico y el de la conectividad; es decir, en aquellos donde el Golf presentaba alguna laguna y había quedado por detrás de sus rivales. No obstante, no se ha descuidado la parte mecánica, hasta el punto de que el germano estrena el motor de gasolina 1.5 TSI Evo y la transmisión automatizada de doble embrague DSG, con 7 velocidades.

1.5 TSI Evo, un gran trabajo

El propulsor protagonista, inédito en el Grupo Volkswagen, es el tetracilíndrico y turboalimentado 1.5 TSI Evo, de 150 CV. En su interior, alberga un turbocompresor de geometría variable, su gran primicia técnica. Para reducir al máximo el consumo, dispone del sistema de desconexión selectiva de cilindros ACT, una excelente base para homologar un consumo de solo 4,9 litros cada 100 kilómetros. Esta mecánica podrá reservarse a partir de esta primavera.  

A partir de este bloque, se ofrecerá más adelante la versión de bajo consumo BlueMotion, con 130 CV. En este caso, ofrecerá una función de navegació...