Quedan pocos días para que el nuevo Volkswagen Golf R 2024 se presente de manera oficial. Pero antes de que eso ocurra, ya hemos tenido oportunidad de conducir el nuevo compacto deportivo, que supera claramente en potencia al renovado Volkswagen Golf GTI Clubsport.

Y es que, a pesar del camuflaje, el modelo que hemos podido conducir ya tenía mucho de coche definitivo, empezando por los 333 CV que desarrolla el motor turbo de gasolina 2.0 TSI. Así, gana 13 CV frente al modelo anterior e iguala del dato del anterior Golf R 20 Aniversario.

Una primera prueba corta con este Volkswagen, en los alrededores de Berlín, que nos ha permitido descubrir también que, en tramos de autopista sin límite de velocidad, el coche es capaz de superar los 250 km/h de forma holgada.

Un Golf R, todavía más afinado

Habrá tiempo de hablar de sus prestaciones oficiales, cuando se presente el modelo definitivo, pero si te sirve como referencia hasta entonces, el Golf R 20 Aniversario era capaz de alcanzar los 270 km/h y acelerar de 0 a 100 en 4,6 segundos. Casi nada...

Galería: Volkswagen Golf R 2024, primera prueba

Otro detalle destacado de este primer encuentro ha sido el hecho de descubrir que el modelo se ofrecerá con dos carrocerías, la tradicional de cinco puertas y la familiar (Variant).

De hecho, ambas estaban disponibles para la prueba, equipadas con unas voluminosas jaulas antivuelvo y unos baquet Recaro con arneses, lo que nos da que pensar que Volkswagen anda buscando algún récord en un famoso circuito alemán...

En nuestro caso, optamos por la versión de cinco puertas, que equipa el sistema de escape opcional de titanio, firmado por el especialista esloveno Akrapovič, que mejora el sonido del conjunto, al igual que lo hace el nuevo actuador acústico del interior.

En este sentido, de cara a asegurar una mayor emoción, se incluye una nueva función para el arranque en frío: si pulsas el botón de arranque durante al menos 1,5 segundos y pisas el freno, el motor sube de inicio a 2.500 rpm, para darte la bienvenida.

Primera prueba Volkswagen Golf R 2024

Primera prueba Volkswagen Golf R 2024 (camuflado)

Siempre unido a la transmisión automática de doble embrague DSG, de siete marchas, y al sistema de tracción total, todo indica que el motor 2.0 TSI (EA888 LK3 EVO4) se mantendrá en los datos de su predecesor, que declaraba 420 Nm entre 2.100 y 5.500 rpm.

De hecho, las sensaciones no cambian demasiado frente al mencionado (y exclusivo) 20 Aniversario: el empuje es constante y contundente en prácticamente toda la franja del cuentarrevoluciones, satisfaciendo de igual manera cuando se busca el máximo rendimiento que cuando se conduce el coche en los quehaceres diarios.

Volkswagen Golf R 2024, primera prueba

Volkswagen Golf R 2024, carrocería Variant

En este sentido, durante la breve ruta, un rápido vistazo a los modos de conducción permite comprobar que el conductor puede escoger entre los programas Eco, Confort, Sport, Race e Individual, a los que también se suman con el paquete Performance los denominados Special y Drift.

Con ellos, se actúa sobre el tacto del acelerador, de la dirección, la respuesta del cambio, el funcionamiento de la suspensión DCC y, como ya habrás podido imaginar, del sistema de tracción total con Torque Splitter.

De hecho, detengámonos en los dos modos más 'extremos'. Si se opta por el Special, el coche se adaptará para afrontar una vuelta rápida en el trazado de Nürburgring-Nordschleife, mientras que con el Drift, también pensado para usar en circuito cerrado (pero de otro modo), se puede sobrevirar al gusto, en busca de la derrapada perfecta... sin esfuerzo alguno.

Primera prueba Volkswagen Golf R 2024

Primera prueba Volkswagen Golf R 2024

Antes de finalizar, y pensando ya en la presentación oficial del coche, habría que destacar algún elemento de equipamiento, como las llantas de aleación forjadas de 19 pulgadas que equipaba esta unidad, similares a las Warmenau (ciudad donde se encuentra la sede de Volkswagen R) que puede equipar opcionalmente el GTI Clubsport. Unas llantas un 20% más ligeras, que alcanzan los 8 kilos de peso y permiten refrigerar mejor los frenos.

Y del resto de detalles del coche, incluyendo el nuevo sistema multimedia, los nuevos gráficos de la pantalla central o los renovados mandos del volante, mejor hablamos cuando podamos mostrar el interior definitivo, ¿no crees?