Primera prueba BMW X5 2019: lujoso y con clase

Mientras que la tendencia de las firmas europeas tiende a compactar los SUV de las distintas categorías, BMW parece seguir su propio camino. De hecho, su última creación, el BMW X5 2019, ha crecido en todos los sentidos, para convertirse en el auténtico buque insignia de la categoría.

Por supuesto, teniendo en cuenta que el modelo se ensambla en Spartanburg (Carolina del Sur) y que la primera prueba tiene lugar en suelo estadounidense, un país donde los coches grandes gozan del favor del público, sus dimensiones no parecen un problema.

Sin embargo, de cara a desenvolverse por Europa, los ingenieros de la marca han optado por facilitar la vida del usuario, añadiendo todo tipo de tecnología y ayudas electrónicas, entre las que se encuentra una función de conducción semiautónoma.

BMW X5 2019, ¿cómo es?

Frente a la generación anterior, gana 4,0 centímetros de distancia entre ejes, al tiempo que crece 2,7 centímetros a lo largo, 6,6 a lo ancho y 2,5 a lo alto. Al decirlo, puede parecer demasiado, pero el nuevo X5 es de todo menos pesado.

En la parte frontal, preside el clásico doble riñón, también más grande que nunca, flanqueado por unos faros con tecnología de tipo LED, que pueden ser láser en opción. En la zaga, los pilotos adoptan unas formas más horizontales que nunca.

BMW X5 M50d

El crecimiento también ha llegado hasta el habitáculo, donde obtiene una...