Prueba BMW X5 xDrive30d 2019: a tus órdenes

Antes de subir al BMW X5 2019, reflexiono sobre cómo es posible optimizar un coche de este tipo. La anterior entrega, la tercera, garantizaba viajes dignos de un ministro y con el ritmo, a veces inconfesable, que decidiera poner el conductor. Pero, tras la prueba, vuelvo a confirmar aquello de que todo se puede mejorar.

En esta cuarta generación del SUV Premium, la marca alemana ha sido capaz de incorporar lo último en equipamiento tecnológico y de confort, hasta el punto de convertirse en el actual estandarte de toda la gama... a la espera del renovado Serie 7. Además, incorpora muchos más argumentos a la hora de superar obstáculos 4x4.

Analizando las dimensiones exteriores, declara 4,92 metros de longitud, 2,00 de anchura y 1,74 de altura, lo que, sorprendentemente, le acerca sobremanera al X7, un modelo pensado sobre todo para el mercado estadounidense.

Gracias a una amplia batalla de 2,97 metros, el espacio disponible para cuatro adultos de talla media resulta más que suficiente para acomodarse con total facilidad. La plaza central es algo más estrecha, pero mucho más confortable que en una berlina. Por cierto, puede pedirse una tercera fila opcional...

En cuanto al maletero, la versión de cinco plazas declara 650 litros de capacidad, que dan mucho juego a la hora de transportar los enseres de una familia joven (sillas infanti...