Este ejemplar único (one-off) tenía el mismo propulsor que el McLaren F1, ganador de Le Mans.

Nacido en una época en la que los ingenieros tenían más libertad para divertirse con los motores, el BMW X5 Le Mans concept es, sin duda, uno de los SUV más atractivos de la historia. Dos décadas después, sigue siendo un todocamino fascinante y eso no es fácil de lograr.

Por si no lo recuerdas, montaba un espectacular propulsor V12 atmosférico, procedente del icónico McLaren F1. En el vídeo adjunto, BMW Group Classic echa la vista atrás y recuerda este modelo, creado casi una década antes del primer X5 M.

Galería: BMW X5 Le Mans concept 2000

La razón por la que se llama Le Mans tiene que ver con el propulsor de 6,1 litros tomado de la versión de carreras del McLaren F1, que venció en la mítica carrera francesa de resistencia en 1995.

Curiosamente, la mecánica utilizada en el X5 Le Mans tenía más potencia, ya que BMW no tuvo que preocuparse de las restricciones para cumplir la normativa. El resultado fue un bloque con alrededor de 700 CV de potencia, 120 más que el F1 de competición, gracias entre otras cosas a un nuevo sistema de escape.

BMW X5 Le Mans concept 2000

Con un par máximo de 700 Nm, este X5 era un verdadero torrente de fuerza. No en vano, firmaba nada menos que 311 km/h de velocidad punta y una aceleración de 0 a 100 en tan solo 4,7 segundos, a pesar de que pesaba más de 2,0 toneladas y su aerodinámica distaba de ser buena. 

El BMW X5 Le Mans concept se atrevió a aparecer en Nürburgring Nordschleife para ver de lo que era capaz. Allí, el todocamino germano completó una vuelta en 7'49". Para que te hagas una idea, fue solo siete segundos más lento que el actual SUV más rápido en el 'Infierno Verde', el Audi RS Q8

Ese registro demostró que el prototipo, de propulsión trasera, era mucho más que un motor apabullante. El SUV podía presumir de una distribución del peso casi perfecta (51% para el tren delantero y 49 para el trasero), además de una precisa caja manual de seis velocidades.

Estéticamente, lucía llantas doradas BBS, una doble salida de escape montada en el centro del paragolpes posterior y baquets delanteros (no había asientos traseros). Por cierto, no te pierdas el vídeo adjunto porque podrás disfrutar de un sonido mecánico verdaderamente de competición.