Un poco de radial por aquí, unos martillazos por allá, unas ruedas más grandes... ¡y a dar brincos!

Reutilizar, reciclar y dar nuevos usos a los productos son tres de los pilares para cuidar el medio ambiente, algo que también se hace extensivo al mundo del automóvil.

Y, a partir de ahora, también parece la receta perfecta para concebir un TT de lo más divertido, tal y como puedes comprobar en el vídeo que encabeza esta noticia.

Un equipo de rusos locos ha transformado un BMW X5 para la chatarra en un auténtico 4x4. ¿El procedimiento para conseguirlo? Cortar el techo con una radial, dar unos cuantos martillazos en la carrocería e instalar una jaula antivuelco, porque la seguridad también importa. Eso sí, los cristales han desaparecido... así que, como imaginarás, para realizar un vadeo, hacen falta gafas de buceo.

También hubo otras modificaciones. En algún momento de su vida, este BMW recibió un golpe bastante fuerte y fue víctima de una pistola de paintball y, ahora, puede sumar al historial unos pasos de rueda recortados, para albergar unos neumáticos off road de gran tamaño.

Más curiosidades en Motor1.com:

Tecnología punta... doméstica

Si tienes tiempo libre, una buena caja de herramientas y eres un manitas, tú mismo podrías preparar un BMW X5 como este. Como comprobarás, este curioso vehículo es un auténtico saltimbanqui que, ya sea en vadeos, subiendo pendientes o abordando cruces de puentes, muestra una gran suficiencia. Además, si como sucede en el vídeo, arrancas el paragolpes, no tendrás mucho de qué preocuparte.

Si quieres echar un vistazo más profundo a la transformación de este TT, no te pierdas la grabación porque te lo vas a pasar muy bien con ella. 

BMW X5, más información:

Galería: BMW X5 2019