Por el momento, solo está disponible con esta mecánica, aunque llegarán variantes de hasta 310 CV de potencia.

Aunque no fue el primero en lucir la denominación CUPRA en su carrocería, un honor que recae sobre el Ibiza, el León es posiblemente el modelo con más peso y legado dentro del universo 'Cup Racing', tanto en la época de SEAT como durante esta nueva era como firma independiente.

A fin de cuentas, todas y cada una de las generaciones del León han contado con su variante deportiva, demostrando como nadie la evolución que ha sufrido el segmento de los compactos prestacionales. De hecho, si haces memoria, recordarás que el León CUPRA original recurría a un motor 2.8 V6 de 204 CV... frente al esquema híbrido enchufable de 245 CV, del CUPRA León actual.

Pero tranquilo, si lo tuyo es la gasolina, tenemos buenas noticias. Esta variante PHEV es solo el primer capítulo de la historia, cuyas primeras unidades se entregarán en el mes de noviembre. Ya en 2021, veremos la variante 2.0 TSI, que entregará 245 y 300 CV en el representante de cinco puertas, o hasta 310, en el Sportstourer (asociado a la tracción integral 4Drive). Porque sí, el deportivo español sigue estando disponible con la práctica carrocería de corte familiar.

Galería: Prueba CUPRA León e-HYBRID

De hecho, es esta versátil variante la que protagoniza nuestra primera prueba. Eso sí, debemos decir que en este formato e-HYBRID pierde un puntito de su capacidad de utilización, ya que el maletero se reduce de los 620 a los 470 litros, debido a la ubicación de la batería.

Desarrollado sobre la plataforma modular MQB-Evo, en términos de dimensiones, hablamos de un modelo de 4,66 metros de largo, 1,80 de ancho y 1,46 de alto, combinados con una distancia entre ejes que alcanza los 2,68 metros.

Datos que no ocultan las intenciones de un modelo de rasgos realmente deportivos, con detalles que marcan la diferencia, como el catálogo de nuevas llantas de aleación, de 18 y 19 pulgadas, que incluye unas de estilo 'semicarenado', sumamente espectaculares.

Bajo ellas, puede esconderse un equipo de frenos Brembo de alto rendimiento, con discos delanteros de 370 milímetros, que hará pasar por alto algunos detalles menos destacables, como la presencia de las siempre poco vistosas salidas de escape simuladas.

Tampoco se queda atrás la oferta cromática, que a los clásicos colores metalizados, como Blanco, Gris Magnetic, Negro Midnight y Plata Urban, y a los especiales Rojo Desire y Gris Graphene, suma dos tonalidades mate, como son los Gris Magnetic y Azul Petrol (también disponibles en el CUPRA Formentor).

Prueba CUPRA León e-HYBRID

Aunque hay un detalle que puede llegar a resultar tan llamativo como revolucionario. En la aleta delantera izquierda, encontramos la toma de recarga del sistema híbrido enchufable, una primicia en la marca hasta la fecha.

Dicho esquema recurre al propulsor turboalimentado de gasolina 1.4 TSI, con 150 CV y 250 Nm de par máximo, combinado con una unidad eléctrica de 85 kW (115 CV). La energía la aporta una batería de iones de litio, con 13 kWh de capacidad, y el conjunto se remata con la transmisión automática de doble embrague DSG, con seis velocidades y control electrónico o 'shift by wire'.

En total, este sistema asegura una potencia combinada de 245 CV, un par máximo de 400 Nm y unas prestaciones bastante razonables: alcanza los 225 km/h de velocidad máxima (autolimitada) y acelera de 0 a 100 en 7,0 segundos (6,7 segundos, en el cinco puertas). Pero también, anuncia una autonomía en modo 100% eléctrico de 52 kilómetros y obtiene el distintivo ambiental 0 de la DGT, con todas las ventajas que conlleva.

Eso sí, alcanzar el consumo medio homologado, que oscila entre los 1,3 y 1,5 litros cada 100 kilómetros, es todo un reto, ya que con un coche como este lo que te pide el cuerpo es apurar al máximo cada marcha y disfrutar de la conducción...

Prueba CUPRA León e-HYBRID

Antes de ponerse en marcha, toca acomodarse en un habitáculo que combina tanto deportividad como tecnología. En este sentido, resulta digno de mención el nuevo volante multifunción, con dos grandes botones independientes, dedicados al arranque y parada del motor y al control dinámico de la conducción, que ofrece cuatro modos diferentes: Comfort, Sport, CUPRA e Individual, con el que se pueden ajustar hasta siete parámetros (ocho, en las versiones con tracción total).

Pero tampoco se queda atrás la configuración de doble pantalla, con un cuadro de instrumentos digital y totalmente personalizable, de 10,25 pulgadas, y un sistema multimedia que incluye un display de 10,0 pulgadas.

¿Algo más a destacar? La excelente sujeción que aseguran los asientos deportivos, el gran espacio disponible en las plazas traseras o el nuevo selector del cambio 'by wire', de pequeñas dimensiones.

Prueba CUPRA León e-HYBRID

En marcha, las sensaciones son totalmente distintas a las de cualquier otro SEAT León CUPRA que hayamos conducido en los últimos años, por múltiples factores. El primero (y más obvio) es la cifra de potencia, mucho menor de la que el compacto español nos tiene acostumbrados en los últimos años. De hecho, para que te hagas una idea, el León de primera generación llegó a ofrecer 225 CV, entre 2003 y 2005, con el motor 1.8T de la época.

Ahora bien, lo que puede parecer un 'hándicap', queda compensado con la parte eléctrica, que asegura una aceleración prácticamente instantánea y contundente a casi cualquier régimen de funcionamiento. De hecho, su rendimiento es tan bueno que, incluso, puedes llegar a pasar por alto el sonido demasiado artificial que los altavoces introducen en el habitáculo.

Prueba CUPRA León e-HYBRID

El cambio trabaja con rapidez y la dirección es bastante certera, por lo que no tardas en empezar a confiar ciegamente en el tren delantero. Además, el conjunto transmite un punto de emoción en la conducción bastante estimulante, que te hace permanecer alerta en todo momento, mientras te acercas poco a poco a los límites del coche. Es cierto, con un CUPRA Formentor irás más rápido con menos esfuerzo, pero no te lo pasarás igual de bien...

Para finalizar, la última mención debe ser para la suspensión adaptativa DCC, que 'lucha' contra un peso en vacío bastante superior a los 1.600 kilos y que, en último extremo, es la responsable del buen hacer del conjunto, que incluso parece asegurar un puntito más de 'picante' que el propio Volkswagen Golf GTI. Como curiosidad, cabe destacar que, además de los clásicos programas predeterminados, existen tres posiciones de dureza extra, por encima del modo CUPRA.

Por el momento, esta variante PHEV es la única que se encuentra a la venta en nuestro mercado, con un precio que alcanza los 42.380 euros, para la carrocería de cinco puertas, y los 42.980, en la variante Sportstourer. Por supuesto, con la llegada de nuevas versiones, la cifra de acceso será bastante más competitiva.

CUPRA León 245 CV e-HYBRID Sportstourer

Motor Gasolina, 4 cilindros en línea, turboalimentado, 1.395 cm³
Potencia 150 CV a 6.000 rpm
Par máximo 250 Nm a 3.500 rpm
Motor Delantero de 85 kW (115 CV)
Batería 13 kWh
Autonomía eléctrica 52 km
Caja de cambios Automática de doble embrague DSG, seis velocidades
0-100 km/h 7,0 s
Velocidad máxima 225 km/h (autolimitada)
Tracción Delantera
Longitud 4,66 m
Anchura 1,80 m
Altura 1,46 m
Peso en vacío 1.642 kg
Número de asientos 5
Capacidad del maletero 470 l
Precio base 42.980 euros