Se trata de la versión más reciente del modelo, ahora microhíbrida, que ya está a la venta en España.

Hace ya muchos años que Suzuki ofrece en su gama el Swift Sport (y antes ofreció el GTI), una interesante alternativa urbana y deportiva, aunque también es cierto que, en su última generación, este modelo es muy diferente a su predecesor. A fin de cuentas, cambió el motor atmosférico de gasolina por uno turboalimentado, con la consiguiente alteración de su personalidad y también de la manera de conducirlo.

En estos tiempos que corren, en los que prácticamente cualquier modelo del mercado ya ofrece versiones electrificadas, Suzuki ha decidido equipar al Swift Sport con una solución de microhibridación, mild-hybrid, basada en un sistema eléctrico de 48 V, que se suma al conocido motor del modelo, un 1.4 BOOSTERJET turbo, de gasolina.

Galería: Suzuki Swift Sport 2020, prueba

Esto significa que, en nuestro país, el pequeño deportivo de la marca japonesa se beneficia de la etiqueta Eco de la DGT, de manera que no paga impuesto de matriculación.

Cabe apuntar que el precio del Swift Sport 2020 es de 23.680 euros, aunque la marca tiene vigente una promoción de 2.000 euros, de manera que hablamos de una tarifa de acceso de 21.680 euros. Además, si financiamos, podemos recortar otros 940 euros el desembolso final.

Suzuki Swift Sport 2020, primera prueba
Suzuki Swift Sport 2020, primera prueba
Suzuki Swift Sport 2020, primera prueba

Atractivo y bien equipado

A nivel estético, el Swift Sport se diferencia por una parrilla de corte deportivo, faros de tipo LED, llantas de aleación bitono de 17 pulgadas, doble salida de escape o un spoiler de techo, por citar algunos ejemplos. Además, hay un nuevo color de carrocería, denominado Naranja Flame, además de dos nuevas combinaciones bitono, en azul y negro, o rojo y negro.

El interior incorpora un volante multifunción deportivo, achatado en su zona inferior, además de asientos deportivos específicos (de generosas orejas y con reposacabezas integrado), pedales metálicos, molduras y detalles en color rojo o un cuadro de instrumentos con relojes analógicos, que también luce detalles en rojo, como el fondo del cuentavueltas. A través de la pequeña pantalla TFT, entre ambas esferas, se puede acceder a información específica, como el indicador de soplado del turbo, por ejemplo.

Suzuki Swift Sport 2020, primera prueba
Suzuki Swift Sport 2020, primera prueba
Suzuki Swift Sport 2020, primera prueba

Entre el equipamiento de serie destacan, además de lo ya citado, el arranque por botón, el control de crucero adaptativo, el climatizador, la pantalla multimedia táctil con navegador e integración para smartphone, la cámara de visión trasera, los faros automáticos con sensor de luz, los sensores de aparcamiento traseros o los asientos calefactables, por ejemplo.

En cuanto a ayudas a la conducción se refiere, dispone de control predictivo de frenada, alertas de cambio de carril y de alerta por cansancio del conductor, asistente de cambio de carril, reconocimiento de señales de tráfico, asistente de luces largas, detección de ángulo muerto o detector de tráfico posterior, entre otros.

Suzuki Swift Sport 2020, primera prueba
Suzuki Swift Sport 2020, primera prueba
Suzuki Swift Sport 2020, primera prueba

Ahora mild-hybrid, o de hibridación ligera

Básicamente, el bloque de gasolina, que ofrece 129 CV de potencia y 235 Nm de par motor máximo, ahora cuenta con la ayuda de un pequeño alternador/motor de arranque (ISG), alimentado por una pequeña batería de iones de litio (0,38 kWh de capacidad). Es capaz de aportar hasta 10 kW o 13,6 CV de potencia al bloque térmico (y 53 Nm), sobre todo, en aceleraciones y a bajas velocidades.

Esto contribuye, lógicamente, a restar algo de carga de trabajo al propulsor de combustión, lo que redunda en una ligera reducción del consumo de combustible. La caja de cambios, por cierto, es manual de seis velocidades, mientras que el ISG es capaz de arrancar el motor térmico con la función Start/Stop, con una gran suavidad, ya que el 1.4 BOOSTERJET se enciende sin apenas ruido ni vibraciones.

Suzuki Swift Sport 2020, primera prueba
Suzuki Swift Sport 2020, primera prueba
Suzuki Swift Sport 2020, primera prueba

Según homologación, el nuevo Suzuki Swift Sport consume, en ciclo mixto WLTP, 5,6 litros cada 100 kilómetros, y ahora veremos si en conducción real es posible lograr esta cifra. En cualquier caso, sobre el papel, es un poco más lento que antes, ya que pierde un segundo en el 0 a 100 km/h, que ahora lleva 9,1 segundos, en lugar de 8,1. Su velocidad máxima es de 210 km/h.

Todas las novedades incorporadas en el modelo, que incluyen el generador eléctrico, la pequeña batería o el convertidor DC/DC (48 V - 12 V), hacen que el Swift Sport gane algo de peso, en concreto 50 kilogramos, según ficha técnica, de manera que, en lugar de quedarse por debajo de la tonelada, como su predecesor, ahora la sobrepasa ligeramente, con 1.020 kilogramos.

Suzuki Swift Sport 2020, primera prueba

Al volante del Swift Sport 2020

Lo primero que te llama la atención cuando te sientas al volante del Swift Sport es que la posición de conducción es demasiado alta para un coche de espíritu deportivo, pero el asiento no baja más. En general, el aspecto y el tacto de los mandos es bueno, aunque hay algunos materiales plásticos duros (en las puertas, por ejemplo) que desentonan un poco.

El motor, que resulta tremendamente refinado, tanto por ruido como por vibraciones, es muy elástico y tiene fuerza suficiente, incluso a bajas vueltas, en parte gracias al apoyo del eléctrico. A partir de unas 2.000 vueltas, empieza a empujar ya con bastante brío y realmente no se echan en falta mayores prestaciones, a pesar de que sea un poco más lento que antes.

Suzuki Swift Sport 2020, primera prueba

Es cierto que ya no tiene ese encanto del motor atmosférico, también de 1,6 litros, de hace unos años, en el que tenías que trabajar siempre en la zona alta del cuentavueltas para exprimir lo mejor del coche, pero a cambio tenemos un propulsor bastante lleno, con una respuesta contundente, que hace que el Swift Sport ahora corra bastante más que aquel, o al menos esa es la sensación que transmite, debido a su inmediatez.

La caja de cambios también tiene un gran tacto, así que, incluso si tienes que recurrir a ella, resulta muy agradable de utilizar, con recorridos no muy cortos, pero correctos, y un guiado también bastante bueno. Lo cierto es que, en marcha, pocas pegas se le pueden poner a este modelo. La dirección sigue siendo firme y precisa, los frenos cumplen con su cometido sin desfallecer, al menos en carretera, y la suspensión, con muelles y amortiguadores convencionales, resulta cómoda en ciudad, pero suficientemente firme en una conducción deportiva.

Suzuki Swift Sport 2020, primera prueba

En tramos de curvas, además, se siente liviano y con ganas de 'mambo'. No es tan juguetón como, por ejemplo, un Ford Fiesta ST, ya que la zaga va bien atada al asfalto, pero es un coche que se puede disfrutar mucho en zonas reviradas, ya que se muestra ágil, tiene unas reacciones rápidas y se siente ligero, de manera que enlazar curvas se convierte en una experiencia muy gratificante.

En el caso de nuestra unidad de pruebas, montaba neumáticos ContiSportContact en medidas 195/45 R17. En general, los niveles de adherencia que consigue el coche son muy buenos. Apenas aparece subviraje, incluso entrando fuerte en curva, y la trasera no se mueve salvo que seamos muy bestias.

Suzuki Swift Sport 2020, primera prueba

Durante la prueba, de varios cientos de kilómetros, combinando ciudad con vías interurbanas y, sobre todo, carreteras secundarias y puertos de montaña, logramos un consumo medio, según ordenador de a bordo, de 6,2 litros cada 100 kilómetros, aunque es cierto que, en una conducción tranquila, sin abusar de sus prestaciones, se pueden conseguir fácilmente los 5,6 litros que homologa.

En definitiva, se trata de un utilitario deportivo muy a tener en cuenta, que aunque no resulta radical, sí es muy polivalente. Ideal tanto para disfrutar como para el día a día, ya que es cómodo, consume lo justo y, cuando te apetezca, te permite muchas alegrías en una buena carretera.

Suzuki Swift Sport 2020

Motor Gasolina, 4 cilindros en línea, turboalimentado, 1.373 cm³
Motor ISG 10 kW (13,6 CV)
Potencia 129 CV a 5.500 rpm
Par máximo 235 Nm entre 2.000 y 3.000 rpm
Caja de cambios Manual, 6 velocidades
0-100 km/h 9,1 segundos
Velocidad máxima 210 km/h
Consumo 5,6 l/100 km
Tracción Delantera
Peso en vacío 1.020 kg
Número de asientos 5
Capacidad del maletero 265 litros
Precio base 23.680 euros