El pequeño deportivo, que opta por el motor tricilíndrico 1.5 EcoBoost, alcanza los 200 CV de potencia.

Si eres lector asiduo de Motor1.com España, estarás al tanto de que el Fiesta ST es uno de nuestros deportivos pequeños predilectos. Sobre todo, en el caso de la ya extinta, y bastante añorada, variante ST200.

Pues bien, tras el cambio de generación experimentado por el resto de la gama Fiesta, hoy conducimos una de las novedades que ha traído consigo. Y no, no me refiero a la versión con cierto aire todocamino, denominada Active, que se suma a una de las tendencias de moda. Sino, por suerte, al nuevo Ford Fiesta ST 2018.

Primera prueba Ford Fiesta ST 2018

Un diseño distintivo

Como bien habrás percibido, el utilitario americano adopta la línea de estilo de la gama 2018 (un modelo que ya hemos puesto a prueba), aunque optando por unos cuantos elementos distintivos. 

Disponible con tres y cinco puertas, la carrocería cuenta con una parrilla de corte deportivo, unos paragolpes específicos, un discreto alerón posterior y dos salidas de escape, ubicadas en la parte derecha del difusor. También son de nueva factura las llantas de aleación de 18 pulgadas y el tono exterior Performance Blue, exclusivo para esta versión. 

Por dentro, más allá del volante deportivo, o de la gran pantalla de 8,0 pulgadas del sistema multimedia SYNC3, lo más destacable son los excelentes asientos semibaquet, firmados por Recaro, que cuentan con la inscripción ST en el respaldo.

Prueba en vídeo del Ford Fiesta 2018:

Primera prueba Ford Fiesta ST 2018
Primera prueba Ford Fiesta ST 2018

La gran mejora, bajo el capó

Sin embargo, estos elementos no parecerían suficientes como para desplazarnos a probarlo hasta las reviradas carreteras de la Costa Azul francesa, ¿verdad? Al menos, no para hacerlo con la suficiente curiosidad. Pero seguro que si te decimos que este deportivo nos espera con un pequeño motor de tres cilindros bajo el capó, empiezas a pensar que el viaje está mucho más justificado…

Los tiempos cambian, y parece que el Ford Fiesta ST 2018 lo hace con ellos. Tal vez por eso, recurra al motor 1.5 EcoBoost, turboalimentado y tricilíndrico, que entrega 200 CV de potencia y un par motor de 290 Nm (50 más que antes), entre 1.600 y 4.000 rpm. Además de contar con un sistema de inyección dual (directa e indirecta) y admisión variable, en el plano motriz, se asocia a una caja de cambios manual, de seis marchas, y a un esquema de tracción delantera, complementado por el sistema de reparto selectivo de par Torque Vectoring que, en esencia, trabaja como un control electrónico del diferencial.

Primera prueba Ford Fiesta ST 2018

Lo curioso, es que el propulsor adopta un sistema de desconexión selectiva de cilindro (sí, solo actúa sobre uno), algo que habíamos probado ya en bloques de 12, 8 o 4 cilindros, pero nunca en uno de 3. Según palabras de la propia marca, su funcionamiento es casi imperceptible, ya que actúa en apenas 14 milésimas de segundo. Veremos cómo va en marcha.

Aunque si piensas que el cambio ha sido a peor, sobre el papel, lamentamos decirte que estás ligeramente equivocado. Así lo dejan ver las prestaciones, ya que alcanza los 232 km/h y acelera de 0 a 100 en 6,5 segundos. Datos mejores que los del anterior ST, de 182 CV, que se conformaba con 220 km/h y 6,9 segundos.

Además, Ford anuncia una opción, conocida como Paquete Performance, llamada a mejorar el rendimiento, al incluir un diferencial autoblocante Quaife, el control de arrancada Launch Control y unas luces indicadoras del momento óptimo para el cambio de marcha (Performance Shift Lights). Su precio es de 900 euros.

Primera prueba Ford Fiesta ST 2018

En marcha

Lo primero que debo decir es que el rendimiento del motor me ha sorprendido gratamente. Es cierto, la primera sensación es que parece algo menos 'bruto' que el anterior 1.6 tetracilíndrico. En parte, porque en la arrancada es donde más de deja ver su naturaleza de tres cilindros. Sin embargo, una vez que se inicia la marca, las sensaciones son realmente buenas. 

A fin de cuentas, el propulsor empuja con fuerza desde bajo régimen, incluso en marchas largas, y no tiene problemas para estirar su régimen de giro hasta algo más allá de las 6.000 vueltas. Además, apenas se puede percibir el cambio al modo de dos cilindros, y la respuesta a la acción sobre el pedal del acelerador es bastante inmediata.

Eso sí, la sonoridad que llega hasta el habitáculo me parece algo excesiva, en parte, por la melodía que emiten los altavoces (que se acrecienta en los modos Sport y Race Track). De hecho, salvo en conducción deportiva o en tramos de curvas, puede llegar a incomodar a quien busque un coche con el que moverse en el día a día. Mucho más agradables me resultan los petardeos del sistema de escape, suaves, pero plenamente perceptibles, cuando se cambia apurando una marcha o en reducciones. 

Respecto al consumo medio oficial, es de 6,0 litros cada 100 kilómetros. ¿Y en nuestra toma de contacto? Pues ha estado cercano a los 7,8 litros, recorriendo muchas carreteras secundarias, tramos de montaña y algo de autopista, en una jornada de lluvia en la que no hemos podido exprimirlo al máximo.  

Primera prueba Ford Fiesta ST 2018

Con tres modos

Otro aspecto destacable del Ford Fiesta ST 2018 es la adopción de un control dinámico de la conducción, que se gestiona desde un pulsador, ubicado junto al freno de mano, con tres programas de funcionamiento: Normal, Sport y Race Track. En cada uno de ellos, se modifica la respuesta de la dirección y el motor, el umbral de actuación del control electrónico de estabilidad (ESP) y el sonido del sistema de escape.

Volviendo al tema del sonido del conjunto, debemos aclarar que actúa de dos formas: mediante una válvula de escape que modifica el flujo de los gases y, por otra parte, con un emulador electrónico que emite su frecuencia a través de los altavoces. 

Por supuesto, el Normal lo hemos empleado para salir del aeropuerto de Niza y su zona metropolitana, mientras que el Sport ha sido el escogido para transitar por la autovía de salida hacia los Alpes Marítimos y los fabulosos tramos de la ya célebre Ruta Napoleón. Respecto al Race Track, con la lluvia torrencial que nos ha acompañado durante todo el recorrido, lo hemos dejado para otro día...

Primera prueba Ford Fiesta ST 2018

En lo que a dinámica se refiere, son varios los aspectos en los que el Ford Fiesta ST 2018 sigue siendo bastante bueno. Hablamos, por ejemplo, de la precisión de la dirección y el tren delantero, del buen tacto del cambio manual o de lo bien puesta a punto que está la suspensión... para conducción deportiva, claro. En el día a día, en algunas situaciones, como badenes o firmes cacheados, puede resultar algo seca en la parte final de su recorrido.

Además de su estabilidad y agilidad en los cambios de dirección, otro punto a su favor es la capacidad de tracción. Cuando se trata de llegar a una curva, frenar y abrir gas rápido, este modelo lo borda... 

Desde 24.995 euros

Para finalizar, solo nos queda indicarte que el sistema multimedia es compatible con los protocolos de conectividad Apple CarPlay y Android Auto y que, entre el listado de opciones, destaca la posibilidad de escoger el sistema de sonido B&O Play, desarrollado por Bang & Olufsen para el modelo. 

Aunque las primeras unidades no llegarán hasta julio, el Ford Fiesta ST 2018 ya está disponible, con un precio que parte de 24.995 euros, para la carrocería de tres puertas, y de 25.545 euros, para la de cinco. 

Más noticias sobre el Ford Fiesta 2018:

Ford Fiesta ST 2018

Motor Gasolina, 3 cilindros en línea, turboalimentado, 1.496 cm3
Potencia 200 CV a 6.000 rpm / 290 Nm entre 1.600 y 4.000 rpm
Caja de cambios Manual, 6 velocidades
0-100 km/h 6,5 s
Velocidad máxima 232 km/h
Tracción Delantera
Peso en vacío 1.208 kg
Número de asientos 5
Capacidad del maletero 311 l
Precio base 24.995 euros

Primera prueba Ford Fiesta ST 2018