Si ahora mismo te preguntáramos por un todoterreno pequeño, ligero e imparable en campo, que se pudiera comprar por un precio barato, seguramente, nos responderías que el Suzuki Jimny. Y en cierto modo, tu respuesta sería correcta, ya que el 4x4 parte de los 23.568 euros.

Ahora bien... ¿se puede comprar un todoterreno todavía más barato en Europa? La respuesta es sí... a medias. Y el culpable es el modelo más viejo que hoy en día se sigue vendiendo en el Viejo Continente: el Lada Niva.

Bueno, para ser correctos, deberíamos referirnos a él como Lada Niva Legend, ya que así se denomina el incombustible y ya clásico 4x4 ruso, tras su última actualización. Y que seguramente, no pocos conductores comprarían ante los embarrados caminos del otoño y las nevadas del invierno.

Lada Niva: un todoterreno legendario, por 7.200 euros

Sin duda, al hablar del Lada Niva, lo hacemos de un todoterreno legendario y con fama de irrompible, que sigue a la venta... a pesar del delicado momento que vive su marca matriz, AvtoVAZ, a raíz de la guerra de Ucrania y las sanciones a Rusia.

Galería: LADA Niva Legend Urban (2021)

En cualquier caso, lo interesante del asunto es que se puede comprar por un precio barato en su mercado local: 699.900 rublos, lo que al cambio actual, equivale a 7.246 euros, para ser exactos. Y todo, con una oferta de financiación de 72 euros al mes. ¡Quien no tiene un Niva es porque no quiere!

Pero antes de seguir adelante, déjanos hacer una aclaración: hoy en día, no debemos confundir al mencionado Lada Niva Legendel que es considerado coche más viejo de Europa, con el mucho más novedoso  Niva Travel, más moderno, mejor equipado y con cierto aire SUV, aunque siga siendo un arcaico todoterreno más que otra cosa.

Así las cosas, este TT cuadrado, un asiduo de los pueblos de España, se lanzó en los años 70 y siempre ha sido célebre, además de por su asequible precio, por su leyenda de coche duro y, también en los últimos tiempos, por convertirse en una base interesante para alguna que otra autocaravana o furgoneta camper todoterreno.

Un modelo que, tras cuatro décadas prácticamente sin cambios, sigue apostando por una plataforma bastante sencilla y un esquema mecánico tirando a básico, con un motor atmosférico de gasolina, de cuatro cilindros y 83 CV de potencia, combinado con una caja de cambios manual, de cinco marchas.

Complicaciones que tampoco se aprecian en el apartado off-road, en el que recurre a un sistema de tracción total, con un diferencial central que reparte el par entre los dos ejes, de manera variable, así como a una reductora. Tan fácil como efectivo.