No hace falta recordarte que el Suzuki Jimny es el todoterreno más barato que puedes comprar en España. Cuesta 23.568 euros, si bien sólo lo puedes adquirir como vehículo comercial N1, con carrocería de tres puertas y cuatro plazas.

Este formato corto (3,48 metros de longitud) es el ideal para la práctica de la conducción 'off road', pero quizá te encajaría más un Jimny con una mayor longitud y cinco puertas, de cara a emplear las plazas traseras con más asiduidad.

Lamentablemente, esta opción no está prevista para España, si bien no está de más conocer los precios bajos con los que se comercializa en otros países. Por ejemplo, en India, que está disponible desde 1.274.000 rupias, que son tan sólo 14.500 euros al cambio.

Galería: Suzuki Jimny 5 puertas (2023)

Un 4x4 muy interesante para comprar

La versión tope de gama cuesta 1.489.000 rupias (17.000 euros), que también resulta una tarifa muy asequible bajo nuestro prisma europeo. Desde luego, sería un 4x4 que generaría mucho interés comercial en nuestro país, aun estando en el entorno de los 25.000 euros.

El motor es el mismo que el Jimny corto, un modesto bloque atmosférico de 1,5 litros y 102 CV, vinculado a una caja manual de cinco velocidades. Por supuesto, conserva la tracción total conectable y la reductora, además del chasis con largueros y travesaños, más los dos ejes rígidos.

Cierto es que los 34 cm adicionales empeoran el ángulo ventral, pero por lo demás, el Jimny 5 puertas continúa siendo una opción barata para adentrarse en el campo con todas las garantías.

Las emisiones impiden su llegada

Además, la estética retro sigue siendo uno de sus puntos fuertes y, de hecho, algunos rivales (no directos) de su segmento, como el Toyota Land Cruiser, han decidido tomar este camino estético tan acertado. Como complemento, el Jimny 5 puertas disfruta de una nueva pantalla central de 9 pulgadas y un sistema multimedia compatible con los protocolos Android Auto y Apple CarPlay de forma inalámbrica.

Sabemos que las normativas de emisiones contaminantes imposibilitan la llegada de este vehículo al mercado español. Una verdadera lástima, pero al menos se mantiene el Jimny de tres puertas y ese es un gran consuelo en una era electrificada cada vez menos permisiva con este tipo de vehículos. ¡Mira en el vídeo lo bien que nos lo pasamos con él!