La marca Renault quiere aprovechar al máximo su pasado a la hora de confeccionar los vehículos eléctricos del futuro, según ha revelado el diseñador jefe de la compañía, Laurens van den Acker, en una entrevista concedida a la publicación británica Autocar.

Con nuevos modelos eléctricos como el Renault 4 y el Renault 5 en el horizonte, el consejero delegado Luca de Meo considera que reinventar los diseños clásicos es "irresistible". Si recuerdas, el directivo italiano fue el responsable de 'resucitar' el Fiat 500 cuando era el jefe de la firma transalpina en la década de 2000.

Galería: Renault 4Ever Trophy 2022

Otro camino al de Volkswagen

Para poner las cosas en perspectiva, la estrategia de la marca francesa no podría ser más diferente de la de Volkswagen. Ya en junio, Thomas Schafer, CEO de la marca alemana, dijo que confiar en la nostalgia para revivir ciertos modelos del pasado de la compañía sería un error.

Es más, añadió que "sería un callejón sin salida", refiriéndose a la posible resurrección del Beetle como modelo totalmente eléctrico. Por lo menos, el histórico Golf sí se mantendrá en la gama eléctrica de la casa. 

Volkswagen ha optado por una vía diferente con el prototipo ID.2all, que se convertirá en un coche de producción en serie en algún momento de 2026, con un precio de unos 25.000 euros en Europa. Por su parte, Renault parece adoptar un enfoque doble.

Galería: Prototipos del nuevo Renault 5 eléctrico

Por un lado, está preparando modelos retro como el Renault 4 y el Renault 5, pero por otro, vehículos como el Mégane E-TECH, ya a la venta desde hace unos meses, y el Scenic, que está a punto de presentarse, lucen un aspecto ciertamente moderno.

En el artículo de Autocar, Laurens van den Acker también dice algo bastante interesante, y es que Renault no podría haber revivido el 4 o el 5 con un motor de combustión debido a las restricciones del diseño.

"Si el Renault 5 hubiera utilizado un motor de combustión interna, habría tenido un morro como éste", dijo, imitando una nariz a lo Pinocho. "Así que, en ese sentido, la transición a los VE es muy emocionante".

Basado en la plataforma CMF-B EV de la compañía, el nuevo Renault 4 saldrá a la venta en Europa en 2025, mientras que la presentación del Renault 5 eléctrico está prevista para 2024.