Se presenta oficialmente el 13 de abril.

El primer modelo SUV de la marca checa Skoda, el Kodiaq, apareció en el mercado hace alrededor de cinco años, en 2016, y el fabricante del Grupo Volkswagen lleva ya tiempo preparando una puesta al día para el modelo, el llamado Skoda Kodiaq 2021.

La firma acaba de arrancar una campaña de teasers o adelantos de este renovado SUV, cuya presentación es inminente, ya que está prevista para la semana próxima, en concreto el martes día 13 de abril. Hablamos de un modelo que, desde su lanzamiento, ha vendido más de 600.000 unidades a nivel global, y que está disponible en 60 mercados de todo el mundo.

En esta ocasión, el vídeo pone el foco en los nuevos faros y pilotos LED del todocamino de grandes dimensiones de Skoda, que estrena además una firma lumínica para las luces LED de marcha diurna delanteras y también para el patrón en 'C' de las traseras.

Galería: Skoda Kodiaq 2021, fotos espía

A la vista de las imágenes, el Skoda Kodiaq conservará esa mirada de cuatro ojos del modelo original, aunque los faros superiores parece que van a ser mucho más estilizados que antes y, probablemente, estarán disponibles con tecnología Matrix LED en los acabados topes de gama.

También se esperan, lógicamente, algunos ligeros cambios a nivel estético, quizá una mayor oferta de colores en la paleta de tonos para la carrocería, nuevos diseños de llantas de aleación y una parrilla más acorde a la de los últimos modelos de la compañía.

De momento, nada se sabe sobre la posible actualización del interior del todocamino, pero es probable que no haya ningún cambio drástico en cuanto al diseño del salpicadero y la instrumentación, más allá de sistemas multimedia de nueva generación.

Skoda Kodiaq 2021, fotos espía

Donde es probable que haya grandes novedades es bajo la carrocería del Kodiaq, ya que es muy posible que estrene un sistema de propulsión híbrido enchufable iV, como ya lo hicieron sus hermanos Octavia y Superb.

Los rumores también afirman que se mantendrá la versión RS de altas prestaciones, aunque prescindirá del bloque 2.0 TDI, turbodiésel, a favor de un nuevo 2.0 TSI, de gasolina, si bien esto no se ha confirmado de manera oficial por ahora.