Junto al Citigoᵉ iV, son los dos modelos precursores de la era electrificada de Skoda.

Skoda abre un nuevo capítulo en su historia y lo hace apostando por la electrificación y los coches ecológicos. Gracias al Superb iV 2019, el primer modelo híbrido enchufable de la casa, y al Citigoᵉ iV 2019, el primer 100% eléctrico del fabricante checo, la marca europea inaugura un catálogo de producto especialmente dedicado a aquellos clientes interesados en el respeto por el medio ambiente.

El año que viene, Skoda celebrará 125 años de historia y quieren hacerlo entrando en la era de la movilidad eléctrica, como afirma Bernhard Maier, CEO de la firma.

Galería: Skoda Superb 2019

El importante anuncio de ambos modelos se ha llevado a cabo coincidiendo con el Campeonato Mundial de Hockey sobre Hielo, que se está celebrando en Bratislava y que cuenta con Skoda como patrocinador... al igual que ha sucedido en las últimas 27 ediciones (de hecho, es un récord mundial en el ámbito de las esponsorizaciones deportivas).

Además, la ciudad eslovaca tiene su importancia debido a que la factoría de la marca allí ubicada fabricará el Citigoᵉ iV, el primer vehículo 100% eléctrico de la casa.

Pero centrándonos en el Superb iV, la berlina híbrida enchufable desarrollará una potencia conjunta de 218 CV y se fabricará en la planta de Kvasiny. Mecánicamente, el modelo checo equipa un motor de turboalimentado de gasolina; concretamente, el 1.4 TSI, que desarrolla una potencia de 156 CV, asociado a una mecánica eléctrica de 85 kW.

Como decíamos, la potencia máxima es de 218 CV, lo que asegura una movilidad sostenible, con unas prestaciones sobresalientes. El nuevo Skoda Superb iV 2019 cumple con la normativa anticontaminación Euro 6d-TEMP, con unas emisiones de dióxido de carbono (CO2) por debajo de los 40 g/km.

Skoda Superb 2019

La batería, con una capacidad de 13 kWh, asegura una autonomía eléctrica de hasta 55 kilómetros, en el ciclo WLTP. Además, el vehículo checo se puede recargar a través de una toma de corriente doméstica o en un enchufe de carga rápida (Wallbox), además de regenerar la energía producida en las fases de frenado y deceleración.

La autonomía máxima del vehículo es de 850 kilómetros en el mejor de los escenarios posibles. Asimismo, el Superb iV está equipado con la última generación en sistemas de navegación e infoentretenimiento.

Skoda pondrá a la venta el Superb con motores térmicos a finales de este año, mientras que el Superb iV electrificado se lanzará a principios de 2020.