Muchos de los concept cars que aparecen habitualmente en nuestra serie sobre prototipos olvidados son ejercicios de diseño que, desafortunadamente, nunca llegaron a convertirse en modelos de producción. Pero en el caso de hoy es distinto, porque todos conocemos el deportivo descapotable de la marca de Stuttgart. 

Fue en el salón de Detroit de enero de 1993 (posteriormente también lo mostró en el salón de Ginebra del mismo año, celebrado un par de meses después) cuando Porsche presentó el Porsche Boxster concept, un interesante roadster, que se convertiría en uno de los descapotables más icónicos del mercado actual.

Galería: Porsche Boxster Concept (1993)

Como habrás deducido, el nombre del modelo proviene de la combinación de dos conceptos. Por un lado toma las tres primeras letras de la palabra bóxer, que hace alusión al tipo de motor (de cilindros opuestos) que distingue a los modelos de la casa, desde el 356 de 1948 hasta el 911, y por otro las cuatro últimas letras del término 'roadster'.

Según Grant Larson, actual director de proyectos especiales de Porsche y por entonces responsable del prototipo, el desarrollo en serie del Boxster ya estaba en marcha desde 1991, pero decidieron fabricar un coche de exposición, diseñado a mano todavía (y no de forma digital), para darlo a conocer y aumentar la expectación.

Porsche Boxster Concept (1993)

"Originalmente habíamos planeado presentarlo en Ginebra, en la primavera de 1993, pero nos decantamos finalmente por Detroit, en el mes de enero, porque no queríamos perder tiempo. Además, nuestro objetivo con el roadster estaba en el mercado estadounidense, donde Porsche era algo débil por entonces y Mazda ya estaba presente en el segmento con el MX-5 y BMW con el Z1", añade Larson.

El concepto de deportivo de motor central, que en este caso gozaba de un frontal muy al estilo del 'Nueveonce' y una zaga con salida de escape en el centro, recordaba en gran medida a modelos previos de la casa, como el 550 Spyder o el 718 RS 60 de los años 50. El habitáculo, por su parte, lucía molduras metálicas pintadas en el color de la carrocería (puertas, panel de instrumentos, consola central...).

Porsche Boxster Concept (1993)

El Boxster concept tuvo tal acogida entre el público y los expertos, que poco después de la presentación en el NAIAS de Detroit, Larson asegura que recibieron órdenes de detener de inmediato el desarrollo del diseño del Boxster de serie, para hacerlo prácticamente igual que el prototipo que tanto éxito había tenido. 

El modelo definitivo se lanzó al mercado en 1996, manteniendo la denominación Porsche Boxster, y se convirtió rápidamente en un éxito también a nivel de ventas. De hecho, hasta la llegada del Porsche Cayenne, el pequeño roadster fue el modelo más vendido de la marca de Zuffenhausen.

Por entonces equipaba un motor bóxer de seis cilindros y 2,5 litros, aunque más adelante se ofrecerían un 2,7 litros y un más potente 3,2 litros, para la versión S. En 2005 apareció la segunda generación del coche, incluida la versión coupé, el Porsche Cayman, y actualmente ya va por la tercera, lanzada en 2012 y ahora con una nueva denominación: 718 Boxster.