El compacto deportivo ofrece tres motorizaciones de gasolina y un híbrido enchufable.

Hace casi un mes que conocimos la nueva generación del SEAT León y, ahora, la marca CUPRA acaba de desvelar la variante deportiva del modelo, el CUPRA León 2020, que es el primer León en lucir el emblema de la nueva firma de Martorell. El modelo, que se suma al CUPRA Ateca en el catálogo, estará disponible tanto en carrocería de cinco puertas como familiar o Sportstourer, con una gama mecánica que ofrece cuatro opciones diferentes: tres de gasolina y un híbrido enchufable, también de gasolina. Llegarán al mercado en el último trimestre del año.

El nuevo CUPRA León destaca por un diseño muy particular, más agresivo, con entradas de aire y pasos de rueda más generosos, detalles en negro cromado y cargado de elementos en el característico color cobrizo de CUPRA, incluidos los logotipos específicos de la marca. Los escapes, según la versión, cuentan con dos o cuatro salidas.

Galería: CUPRA León 2020

De serie, el CUPRA León 2020 incorpora faros Full LED y llantas de aleación de 19 pulgadas (de 18 en el híbrido), con seis diseños disponibles. La paleta de colores de carrocería cuenta con dos colores específicos, Rojo Desire y Gris Graphene, así como dos tonos en acabado mate, denominados Magnetic Tech Matt y Petrol Blue Matt.

El nuevo CUPRA León mide 4,37 metros de largo, 1,8 metros de ancho y 1,46 metros de alto, mientras que el familiar o Sportstourer alcanza los 4,64 metros de longitud, mantiene la anchura y es 8 milímetros más bajo. En ambos casos, la distancia entre ejes es de 2,69 metros.

CUPRA León Sportstourer 2020

La suspensión DCC, con amortiguadores adaptativos, es de tipo McPherson en el eje delantero y multibrazo en el trasero, y con respecto al León convencional, resulta 25 milímetros más baja delante y 20 milímetros detrás. La dirección, por su parte, es progresiva, de desmultiplicación variable. 

El equipo de frenos está firmado por el especialista Brembo y cuenta con discos frontales de 370 milímetros y pinzas en color cobre. Hay disponibles también cuatro perfiles de conducción, denominados Comfort, Sport, CUPRA e Individual, este último configurable al gusto del usuario. 

El habitáculo del nuevo CUPRA León cuenta con asientos delanteros de tipo baquet (de serie son de tela, pero los hay en piel negra o azul), volante en diseño específico (con logo CUPRA y botón de arranque integrado), un selector del cambio DSG mucho más pequeño, como en los nuevos SEAT León y Volkswagen Golf, o un cuadro de instrumentos digital que también luce una interfaz específica. La pantalla multimedia del salpicadero es de 10,0 pulgadas, y no faltan detalles cromados, molduras en aluminio oscurecido o listones retroiluminados en los umbrales de las puertas.

CUPRA León PHEV 2020

Por último, en lo que a tecnología se refiere, incluye navegador con mapas 3D, conexión a Internet, control gestual y por voz, sistema Full Link compatible con Apple CarPlay y Android Auto (sin necesidad de cable), además de sistemas como el control de crucero adaptativo con asistente de atascos, el sistema de control del ángulo muerto, el asistente de mantenimiento de carril o la frenada automática de emergencia. 

De 245 a 310 CV

Los motores de gasolina son tres, todos 2.0 TSI de cuatro cilindros, inyección directa y turboalimentados, pero con potencias de 245, 300 y 310 CV, siendo este último exclusivo para la versión familiar Sportstourer. Todas las versiones equipan un cambio DSG de doble embrague y siete marchas, con conexión electrónica ('shift by wire').

CUPRA León PHEV 2020
CUPRA León PHEV 2020
CUPRA León Sportstourer 2020

El menos potente ofrece un par motor máximo de 370 Nm, mientras que la opción de 300 CV alcanza una cifra de par de 400 Nm. Ambas variantes son exclusivamente de tracción delantera e incorporan el diferencial autoblocante con control electrónico VAQ.

El bloque 2.0 TSI más potente, disponible solo para el familiar, ofrece, además de los citados 310 CV, un par máximo de 400 Nm. También se combina con la transmisión DSG de siete relaciones, pero cabe apuntar que esta versión es la única con tracción total 4Drive, y gracias a esto anuncia una aceleración de 0 a 100 km/h en menos de 5,0 segundos, así como una velocidad máxima limitada electrónicamente a 250 km/h.

CUPRA León e-Hybrid

Por primera vez, CUPRA introduce un sistema híbrido enchufable (PHEV). Combina un motor 1.4 TSI de gasolina, turbo y de cuatro cilindros, con 150 CV y 250 Nm de par máximo, con un propulsor eléctrico de 85 kW (115 CV), una batería de iones de litio, con 13 kWh de capacidad y una transmisión DSG de doble embrague y seis velocidades, también de control electrónico o 'by wire'.

CUPRA León Sportstourer 2020
CUPRA León Sportstourer 2020

Ofrece una potencia total combinada de 245 CV, y un generoso par motor máximo de 400 Nm. Además, homologa una autonomía en modo eléctrico de hasta 60 kilómetros (WLTP). En lo que a la recarga se refiere, hacen falta 3 horas y media en un Wallbox de 3,6 kW, o bien 6 horas en un enchufe doméstico.

Y también dos versiones de carreras

 Aprovechando la ocasión, CUPRA ha presentado también dos variantes de competición de este nuevo León, el llamado CUPRA e-Racer, 100% eléctrico y con 680 CV, para el E-TCR, y el CUPRA León Competición, de 340 CV, para el campeonato TCR convencional.

El primero, el CUPRA e-Racer, cuenta con cuatro motores eléctricos en el eje trasero y una batería de 65 kWh (ubicada sobre el fondo plano del coche), para una potencia total de 500 kW (680 CV) y un espectacular par motor máximo de 960 Nm. Para poder transmitir semejantes cifras al asfalto, incorpora un sistema de reparto selectivo de par. Acelera de 0 a 100 km/h en 3,2 segundos y alcanza los 270 km/h. A nivel estético, llama la atención por su altura rebajada, el gran alerón o por sus anchos pasos de rueda.

CUPRA e-RACER 2020
CUPRA León Competición 2020
CUPRA León Competición 2020

Por su parte, el CUPRA León Competición es un coche de carreras convencional, equipado con un motor de gasolina 2.0 TSI, con un turbo y cuatro cilindros, con 340 CV de potencia a 6.800 rpm y un par máximo de 400 Nm en un amplio rango de vueltas.

También cuenta con un cambio secuencial Hewland de seis marchas, mejoras a nivel aerodinámico o de chasis (totalmente ajustable), una nueva geometría de la suspensión o un peso más reducido que el de calle, así como mejor repartido. Anuncia un 0 a 100 km/h en 4,5 segundos y 260 km/h de velocidad punta. Las entregas a clientes están previstas para abril de 2020.