El todocamino deportivo de la joven marca española no defrauda ni por rendimiento ni por prestaciones.

A la hora de estrenar una marca, puedes hacerlo de muchas maneras. Sin embargo, ninguna como sumarse al segmento de moda… aunque, a priori, no sea el que mejor cuadre con tus valores.

Y eso es lo que ha hecho CUPRA, la nueva firma española, 100% independiente de SEAT: apostar por el CUPRA Ateca 2019 para su lanzamiento, un SUV compacto de corte deportivo.

Es cierto, de primeras, la decisión podría ser chocante. Sin embargo, con el paso del tiempo, cada día nos parece más acertada. Sobre todo, porque se ha sabido trasladar al Ateca el punto dinámico del que siempre han presumido todos los CUPRA.

Y también, por qué no decirlo, porque se ha centrado en una categoría en la que todavía no hay muchos competidores. Dicho esto, comenzamos con la prueba...

CUPRA Ateca 2019: en busca de la diferenciación

Sin duda, existiendo un SEAT Ateca, lo primero que debe hacer para convencer a sus potenciales compradores es diferenciarse del modelo homónimo.

En este sentido, juegan un importante papel los logos de la nueva marca, los múltiples detalles en su color corporativo (el cobre) y la inscripción CUPRA en el portón y la parte baja del paragolpes delantero (al estilo del ‘quattro’ de algunos Audi deportivos).

 

Por supuesto, tampoco faltan unas llantas de aleación de 19 pulgadas, bicolor y de diseño exclusivo (que cuestan 1.000 euros), un sistema de escape deportivo, con cuatro salidas, y un equipo de frenos de alto rendimiento, firmado por Brembo, que se pude equipar por 2.248 euros.

Respecto a los colores disponibles para la carrocería, existen seis opciones: Velvet Red, Energy Blue, Brilliant Silver, Rodium Grey (la que equipa esta unidad, por 594 euros), Magic Black y Nevada White.

'

Las buenas sensaciones se mantienen en el habitáculo, empezando por los excelentes asientos de tipo baquet que equipa esta unidad, tapizados en cuero y tejido Alcantara.

Pero en el interior, no todo es deportividad; también hay hueco para la tecnología. Así lo demuestra la instrumentación digital de 10,25 pulgadas, totalmente configurable (incluye hasta cronómetro), el completo sistema multimedia, con pantalla táctil de 8,0 pulgadas, o el cargador inalámbrico mediante inducción.

Prueba CUPRA Ateca 2019

¿Y qué tal va de espacio? Pues bastante bien, la verdad. Vale que no es un León ST CUPRA, pero ofrece unas amplias plazas traseras y un maletero con 485 litros de capacidad y apertura y cierre eléctricos del portón.

CUPRA Ateca 2019: cómo no, con 300 CV de potencia

El motor encargado de mover los últimos modelos CUPRA ha sido el 2.0 TSI… y el Ateca no es una excepción. Para la ocasión, esta mecánica turboalimentada de gasolina, con cuatro cilindros y 2,0 litros, entrega 300 CV de potencia y un par máximo de 400 Nm, entre 2.000 y 5.200 rpm.

Junto al propulsor, aparecen dos complementos de lujo, como son la transmisión automática de doble embrague DSG, de siete marchas, y el sistema de tracción integral 4Drive, con embrague multidisco de tipo Haldex. Ambos elementos se incorporan de manera obligatoria, por lo que no existen versiones de tracción delantera o cambio manual, como sí ha ofrecido el SEAT León CUPRA.

Todo esto está muy bien, pero… ¿qué hay de las prestaciones? Pues la verdad es que resultan sobresalientes, ya que anuncia una velocidad máxima de 247 km/h y acelera de 0 a 100 en 5,2 segundos.

Y aunque en un coche como este resulta algo secundario, también toca hablar de consumo. La cifra oficial es de 7,4 segundos, aunque, como te puedes imaginar, la eficiencia no es su punto fuerte: en condiciones reales, no es difícil verla aumentar.

Prueba CUPRA Ateca 2019

Una dinámica de primera

Tras la primera toma de contacto con el modelo, hace unos meses, hubo una cosa que nos quedó clara: dinámicamente, tenía poco que envidiarle a un compacto deportivo como el León CUPRA. Y hablando de un todocamino, eso son palabras mayores.

Ahora, tras poder probarlo con más calma, nos reafirmamos en esas palabras. Es más, por su precio, no creemos que haya un SUV deportivo más ágil y dinámico en el mercado.

En parte, las buenas sensaciones se consiguen al incorporar de serie la llamada Dirección Progresiva (con desmultiplicación variable) y la suspensión adaptativa DDC, que contiene sin piedad los movimientos de la carrocería, pero también asegura el confort cuando así se desea.

En este sentido, el de ofrecer en cada momento las sensaciones que busca el conductor, también resulta clave el control dinámico de la conducción SEAT Drive Profile, con seis modos de funcionamiento: Confort, Normal, Sport, CUPRA, Snow y Off road.

Prueba CUPRA Ateca 2019
Prueba CUPRA Ateca 2019

Pero más allá de que demuestre que se puede usar en el día a día con comodidad, o incluso viajar a un elevado ritmo, el objetivo del CUPRA Ateca 2019 es hacer disfrutar al conductor en tramos de curvas. ¡Y vaya si lo consigue!

En carreteras sinuosas, presume de un tren delantero sumamente preciso, bastante ajeno al subviraje, y una amortiguación que permite al conjunto no descomponerse lo más mínimo; algo que se hace especialmente palpable en los virajes rápidos. Los frenos, por su parte, muestran bastante resistencia a la fatiga, deteniendo los 1.540 kilos sin desfallecer, y la capacidad de tracción a la salida de las curvas es ejemplar.

La única 'pega' que le pusimos durante la primera prueba de conducción fue el manejo del cambio, en modo manual-secuencial, ya que, puntualmente, le 'costaba' llevar a cabo alguna de las órdenes que se le daban en los momentos de mayor exigencia. Algo que seguimos manteniendo.

Prueba CUPRA Ateca 2019

Sin embargo, este pequeño detalle no empaña el buen resultado obtenido por este SUV deportivo, que cabalga entre los fabricantes generalistas y los Premium y anuncia un precio de partida de 45.550 euros. Una cifra que no es baja, pero que tampoco parece descabellada, si tenemos en cuenta que está bastante bien equipado y todo lo que ofrece, desde el punto de vista mecánico.

Además, a su favor, tenemos que decir que apenas tiene alternativas, hoy en día, fuera de los fabricantes Premium: el Kodiaq RS es mucho más grande y recurre a un motor turbodiésel, mientras que al futuro Hyundai Tucson N todavía le quedan unos meses para llegar…

CUPRA Ateca 2.0 TSI 300 CV DSG 4Drive

Motor Gasolina, 4 cilindros en línea, turboalimentado, 1.984 cm3
Potencia 300 CV entre 5.300 y 6.500 rpm / 400 Nm entre 2.000 y 5.200 rpm
Caja de cambios Automática de doble embrague DSG, 7 velocidades
Velocidad máxima 247 km/h
0-100 km/h 5,2 s
Consumo 7,4 l/ 100 km
Tracción Integral 4Drive
Peso en vacío 1.540 kg
Número de asientos 5
Capacidad del maletero 485 l
Precio base 45.550 euros