Se pondrá a la venta a final de año e incluirá una carrocería con elementos en fibra de carbono y unas salidas de escape más sonoras.

Aunque el Formentor ha sido el gran protagonista de la marca española en el salón de Ginebra, CUPRA ha contado con otra novedad en la cita suiza: el CUPRA Ateca Special Edition, que incorpora algunas mejoras respecto al modelo 'convencional'. 

CUPRA Ateca Special Edition 2019: con un toque 'racing'

En el apartado estético, los retoques son sutiles, pero suficientes para dotar al CUPRA Ateca de una imagen más dinámica. De esta forma, se han incluido unas llantas de aleación de 20 pulgadas, con un diseño exclusivo, detalles en fibra de carbono, en color cobre, en los retrovisores y el alerón posterior, así como una pintura exclusiva de color gris grafeno.

Aunque tal vez, lo más interesante para el conductor sea la incorporación de unos escapes Akrapovic, que además de ser siete kilos más ligeros que los de serie, mejoran la experiencia sonora. 

En lo que al habitáculo se refiere, se ha incluido una nueva tapicería de tejido Alcántara, en color azul petróleo, que se complementa con los marcos negros que rodean la consola central, mientras que el salpicadero y el climatizador quedan rodeados por unas molduras de carbono de color cobre.

Cupra Ateca Special Edition

El motor 2.0 TSI se mantiene

Bajo el capó, el CUPRA Ateca Special Edition sigue equipando el mismo propulsor que el resto de la gama: el bloque turboalimentado de gasolina 2.0 TSI, de 300 CV, asociado a la transmisión automática de doble embrague DSG, de siete velocidades, y al sistema de tracción total 4Drive. Además, la suspensión adaptativa DCC también es de serie.

Por ahora, no se ha desvelado el precio del CUPRA Ateca Special Edition, aunque a modo de recordatorio, te diremos que el CUPRA Ateca convencional arranca en 46.044 euros... así que podríamos estar hablando de cerca de 50.000 euros.