Llevamos a cabo un cara a cara entre dos compactos que comparten muchas, muchas cosas.

En los últimos meses hemos conocido dos de los compactos más interesantes del mercado, que resultan ser, además, modelos muy parecidos, sobre todo a nivel mecánico y tecnológico, ya que comparten plataforma. Hablamos, lógicamente, del SEAT León 2020, que sustituye al modelo más vendido en el mercado español durante 2019, y del Volkswagen Golf 2020, el compacto alemán por excelencia.

Si bien ambos utilizan la última evolución de la plataforma MQB del Grupo Volkswagen (al igual que lo hace el Skoda Octavia y lo hará también el Audi A3 Sportback, pendiente todavía de ser desvelado), estos dos 'primos' hermanos tienen sus particularidades, sobre todo en lo que a diseño se refiere, ya que cada marca ha dado su toque personal y ha imprimido su actual lenguaje de diseño en sus respectivos modelos.

Volkswagen Golf 2020
SEAT Leon 2020

Galería: Nuevo SEAT León 2020, las fotos oficiales

No hay duda sobre qué modelo ha marcado el rumbo del diseño de SEAT, y este León sigue al pie de la letra el lenguaje del todocamino SEAT Tarraco: faros afilados y más estilizados, líneas más marcadas y también una zaga en la que los pilotos de tipo LED ocupan toda la anchura disponible.

El Golf mantiene, quizá, un diseño más parecido al anterior, aunque sus faros y pilotos también se han puesto al día y resultan más atractivos. Además, ya hemos visto la versión familiar del León, mientras que el Golf Variant está todavía pendiente de ser desvelado.

Por dimensiones, el nuevo SEAT León es algo más grande que el Volkswagen Golf, ya que mide 4,37 metros de largo frente a los 4,28 metros del modelo alemán. En anchura están casi a la par, con 1,8 metros para el León y 1,79 metros para el Golf. Por último, ambos tienen exactamente la misma altura, con 1,46 metros. También, ambos gozan de un maletero de idéntico volumen: 380 litros.

SEAT Leon 2020
Volkswagen Golf 2020

Una oferta de motores muy parecida

Los dos modelos comparten gran parte de su oferta mecánica, con pequeñas excepciones. Ambos ofrecen un 1.0 TSI de 90 o 110 CV y un 1.5 TSI de 130 o 150 CV, pero el León cuenta con un 2.0 TSI de 190 CV que, de momento, no forma parte de la oferta del Golf en nuestro mercado.

Además, si bien SEAT ofrece dos versiones microhíbridas de 48 V, para el 1.0 TSI 110 y el 1.5 TSI 150, Volkswagen también cuenta con un sistema mild-hybrid en el 1.5 TSI de 130 CV.

El 1.5 TGI de gas natural, con 130 CV, es común para los dos modelos. En lo que a bloques diésel se refiere, en ambos casos hay disponible un 2.0 TDI de 115 o 150 CV, y para el próximo Golf GTD se espera una versión de 200 CV. 

Por último, mientras que tanto el León como el Golf cuentan con un motor 1.4 TSI híbrido enchufable, con una potencia combinada de 204 CV, el representante alemán ofrece también una versión de mayor potencia, con 245 CV, que SEAT quizá esté reservando para el futuro CUPRA León.

Volkswagen Golf 2020
SEAT Leon 2020

Galería: Volkswagen Golf 2020

Y... ¿por dentro?

El habitáculo tiene la misma estructura general en ambos modelos, aunque sí encontramos algunas diferencias, como la distinta forma de integrar la pantalla (la del León es totalmente flotante y la del Golf está combinada con el cuadro de instrumentos), diferente diseño para los difusores de aire, volante también ligeramente diferente y con el logotipo que corresponde, lógicamente.

La consola central también varía un poco, aunque en ambos casos el selector para el cambio automático es corto y pequeño. El panel de control táctil de las luces, por ejemplo, en el SEAT está ubicado por debajo del difusor de aire izquierdo, si bien en el Golf se encuentra en una posición más elevada, como si formara parte del cuadro de mandos.

Volkswagen Golf 2020
SEAT León 2020 vs. 2017, comparativa estética

Y hablando del cuadro de instrumentos, tanto en el León como en el Golf es digital y de 10,25 pulgadas, mientras que la pantalla multimedia del salpicadero puede ser de 8,25 pulgadas o bien, opcionalmente, de 10,0. Ambos prescinden también en esta generación de mandos físicos para las funciones de climatización, lo cual no es una solución ideal, a nuestro parecer.