Puede que alguna vez hayas comprado un décimo de lotería, con la esperanza de que te resuelva la vida. También es probable que mientras lo sostenías entre los dedos, te hayas imaginado ganando el premio gordo, tumbado en una piscina disfrutando de una bebida refrescante, sin tener que volver a trabajar nunca más.

Pero lo que te mostramos en esta noticia es mucho mejor. Algo con lo que cualquier aficionado al mundo del motor soñaría: tener una casa con una pista de karts en el jardín.

Sin duda, es la mejor manera de ahorrarte esperar colas innecesarias, pagar 15 o 20 euros por cada 10 minutos de carrera y tener que pilotar con compañía incómoda en la pista.

Casa con pista de karts, por más de 2,7 millones

Eso sí, cuando salió a la venta, este escenario idílico anunciaba un precio elevado: 2.950.000 dólares, equivalentes a más de 2.780.00 euros. Disfrutar de la vida, sale caro. 

Una mansión con pista de karts, a la venta

Es mucho más que el circuito

Esta impresionante mansión salió a la venta en Irlanda, a través de la inmobiliaria Stanley Bes. Y ya en su momento, no pudimos ofrecerte demasiados detalles sobre el circuito, salvo que ofrecía una oficina de control de carrera, su propia cocina (alejarte del circuito para ir a comer puede considerarse una perdida de tiempo), así como un taller para poner a punto los karts.

Además, según el anuncio, estaba homologada por la Motor Sports Association británica, de modo que podrías disputar algunas carreras oficiales... ¿qué más se le puede pedir?

Aunque el circuito es el principal aliciente de este complejo, conviene recordar que contaba con otras comodidades para disfrutar del tiempo libre, como unas cuantas habitaciones, una piscina climatizada, una sauna, una sala de cine, un helipuerto y una zona de juego para niños.

Tal vez, todo esto fuera lo que incrementaba el precio final de esta mansión de forma innecesaria. ¿Por cuánto nos hubieran dejado únicamente el circuito?

Galería: Una mansión con pista de karts, a la venta