Quien más, quien menos, muchos tenemos asociada la marca Kia al Sportage. Principalmente desde la tercera generación, lanzada en 2010, el SUV compacto ha sido todo un éxito de ventas en nuestro país y con esta quinta entrega, la firma coreana quiere seguir ese laureado camino. 

Sin contar con él, Kia fue en 2021 la quinta marca más vendida en nuestro país y la líder en el canal privado (ventas en península y Baleares). Si el ejercicio pasado vendió casi 55.000 unidades, un 20% más que en 2020, para 2022 el objetivo está en 60.000. Todo un reto, pero que con el nuevo Kia Sportage puede ser perfectamente factible. 

Galería: Prueba Kia Sportage 2022

Nuestra primera prueba con el nuevo todocamino tuvo lugar entre Madrid y Toledo, sobre todo por vías principales, pero con alguna que otra 'escapada' por secundarias interesantes. En los siguientes enlaces tienes toda la información técnica del coche (motores, transmisiones, equipo multimedia...), así que en este artículo nos vamos a centrar en sensaciones de conducción.

La mayor parte del tiempo conduje la versión de gasolina con hibridación ligera 1.6 T-GDi MHEV de 150 CV, asociada a la transmisión automática de doble embrague 7DCT, con siete marchas, a la tracción delantera y al acabado GT-Line, que cambia bastante su aspecto respecto a otras opciones. En el parabrisas aparece la etiqueta Eco de la DGT. 

Por supuesto, el estilo del coche es transgresor, principalmente el frontal, presidido por una gran toma de aire central, una escueta parrilla 'tiger-nose' y unas luces de conducción diurna tipo bumerán. Además, tanto el lateral como la zaga tienen 'músculo', gracias a líneas marcadas y anchos hombros.

Prueba Kia Sportage 2022
Kia Sportage 2022

El interior me recuerda al del EV6 y esa es una excelente noticia, ya que convence la calidad percibida, así como la inteligente disposición de los mandos en general. En este punto, destaca el display táctil multimode, una tira digital que sirve para gobernar la climatización y, dando a un botón, aparecen los submenús (Map, Nav, Radio, Media, Set Up...) para gobernar la pantalla central. 

Por supuesto, no falta una pantalla panorámica, compuesta por dos monitores de 12,3 pulgadas cada uno. Asimismo, la consola central está sobreelevada aunque, como suelo decir (perdonadme mi insistencia), echo en falta una ruleta central para gobernar todas las funciones, muchísimas, del vehículo a través de la pantalla. También hay varias inserciones en negro piano, un acabado delicado... como ya sabrás.  

Galería: Kia Sportage 2022 (fotos en directo)

Antes de empezar a hacer kilómetros, compruebo que el asiento del conductor se encuentra en una posición bastante elevada, hasta el punto de que se observa perfectamente todo el capó del vehículo. 

El espacio trasero es sensacional y da margen para adultos altos, tanto por espacio para las piernas como para las cabezas. Además, el respaldo del asiento se puede regular en inclinación a través de una palanca. Como es habitual, la plaza central es algo más estrecha y está sobreelevada. Curiosamente, el cinturón de seguridad de este asiento no viene integrado, sino que aparece colgado del techo. 

Prueba Kia Sportage 2022
Prueba Kia Sportage 2022

Ya solo me queda echar un vistazo al gran maletero. En esta variante con hibridación ligera, cubica 562 litros, pero en las versiones de combustión llega a 591, 88 más que antes. Sin duda, el espacio es muy generoso, pero la base donde se apoyan las maletas antes de meterlas es en negro piano, que tiende a rayarse, así que habrá que ver cómo aguanta este componente el paso del tiempo. 

En los laterales hay unos prácticos tiradores para abatir los asientos de forma remota. Al bajarlos, la superficie de carga es plana (1.751 litros en esta opción MHEV) y debajo de ella se encuentra un práctico espacio de almacenamiento para objetos pequeños. 

Toca conducir el Kia Sportage 2022 y ya en los primeros kilómetros comprobamos materiales blandos en los lugares donde solemos apoyar los codos y un perfecto aplomo lineal, además de un buen funcionamiento del control del crucero adaptativo y el mantenimiento del carril.

Cierto es también que para desconectar esta última ayuda electrónica hay que realizar cuatro pasos en la pantalla, en lugar de dos como sucede en otros coches, pero una vez cogida la costumbre, es una acción rápida. 

Prueba Kia Sportage 2022

La sonoridad mecánica es prácticamente inapreciable, pero no su buen rendimiento, muy presente en cuanto pedimos fuerza con el acelerador. Asimismo, la transmisión gestiona bastante bien todo tipo de conducciones y disponemos de levas para modular el régimen de cambio a nuestro gusto.

Los desarrollos no son excesivamente largos, pues a 2.000 vueltas circulamos a 110 km/h con la séptima velocidad, así que no se producen más reducciones de marchas de las lógicas y necesarias. En cuanto a prestaciones, no están nada mal: 189 km/h de punta y 9,6 segundos en la aceleración de 0 a 100.

Prueba Kia Sportage 2022

Pero seguro que también te interesan los consumos. En la primera parte de la ruta, con orografía favorable y sin constantes cambios de velocidad, el ordenador de a bordo marcó 7,0 litros cada 100 kilómetros. Esa cifra subió rápidamente y se fijó en 8,0 en secundarias con curvas y también en autovía con terreno más variable, incluidas subidas. 

Por supuesto, el coche dispone de varios programas de conducción. En función de la versión, pueden ser Eco, Normal, Sport y Smart. Este último selecciona el programa más adecuado según el tipo de manejo que se esté realizando. En cambio, no hay uno Individual que permita adaptar los diferentes componentes (dirección, respuesta del motor...).

Kia Sportage 2022 (fotos en directo)

La suspensión de serie del Kia Sportage 2022 disfruta de un esquema multibrazo en el tren trasero. Para las versiones 4x4, se encuentra la ECS con amortiguadores regulables electrónicamente, cuyo ajuste se modifica con los propios programas de conducción. 

Además, en el modelo con dos ejes motrices se puede 'anclar' la distribución de la fuerza entre ambos trenes con la función Lock y, asimismo, el conductor dispone de los programas Snow, Mud y Sand, que optimizan la tracción en función del firme. 

Prueba Kia Sportage 2022

Volviendo a la conducción, en zonas abiertas, el Kia Sportage 2022 filtra menos el ruido aerodinámico de lo esperado, sobre todo el procedente de los retrovisores laterales. A cambio, el tarado de la suspensión es muy equilibrado (ni es el clásico SUV 'blandengue' ni tampoco se excede en copiar las irregularidades). Además, el coche lo hace bastante bien en zonas de curvas.

Sin ser su principal cometido, el SUV coreano apoya con bastante seguridad cuando se retuerce la carretera. Además, la dirección proporciona un guiado bastante bueno, de tal forma que no hay que corregir la trayectoria.

Prueba Kia Sportage 2022

Tan solo en aquellas curvas más complicadas o en las que tomamos a una velocidad algo inadecuada, el tren trasero avisa de que no puede acompañar la trazada y se muestra algo más 'nervioso', pero aguanta estoico el envite. Sin duda, te puedes dar un pequeño 'homenaje' con este coche en alguna que otra secundaria que conozcas. 

De regreso a Madrid desde Toledo, tuve la oportunidad de probar la versión híbrida de 230 CV, dotada de la transmisión automática con convertidor de par AT6, de seis marchas. Siempre por vías principales y en un recorrido plenamente interurbano, firmé 7,7 litros cada 100 kilómetros. Esperaremos a tener una unidad de pruebas durante más tiempo para recabar más datos. 

Kia Sportage 2022 (fotos en directo)

Por lo demás, la gama del Kia Sportage 2022 está compuesta por cuatro acabados: Concept, Drive, Tech y GT-Line, más dos paquetes especiales. Los precios comienzan en 23.500 euros, campañas incluidas, para el T-GDi de 150 CV sin tecnología 'mild-hybrid'.

Si quieres una versión turbodiésel CRDi de 115 CV (hay otra de 136), el desembolso de base es de 26.576 euros. Por su parte, el híbrido ligero más asequible cuesta 27.679 euros y por un híbrido convencional, toca pagar 31.450 euros como mínimo. La versión híbrida enchufable llegará un poco más adelante. 

Por diseño, equipamiento, espacio y calidad general, el Kia Sportage 2022 no tiene nada que envidiar a otros rivales generalistas. Si el año pasado, el Hyundai Tucson acabó siendo el segundo modelo más vendido en España, ¿por qué no puede hacer una machada igual su 'primo'? Esperaremos resultados...

Kia Sportage GT-Line 1.6 T-GDi MHEV 150 CV 7DCT 4x2

Motor Gasolina, 4 cilindros en línea, turboalimentado, 1.598 cm³
Potencia 150 CV a 5.500 rpm
Par máximo 250 Nm entre 1.500 y 4.000 rpm
Caja de cambios Automática de doble embrague 7DCT, 7 velocidades
0-100 km/h 9,6 s
Velocidad máxima 189 km/h
Consumo 6,6 l/100 km
Tracción Delantera
Longitud 4,51 m
Anchura 1,86 m
Altura 1,64 m
Peso en vacío 1.505 kg
Número de asientos 5
Capacidad del maletero 562 l
Precio base 37.779 euros