Aquí tienes la prueba del Mercedes X 250 d, la versión más potente del primer pick-up de la marca alemana. ¿Merece llevar una estrella en el frontal?

Jamás hubiera apostado por ello. Sin embargo, estoy parado ante un pick-up de 5,34 metros de longitud, de color rojo... ¡y es un Mercedes-Benz! En concreto, se trata del Clase X 2018, un modelo mecánicamente similar al Nissan NP300 Navara y que, al igual que su primo japonés, se fabrica en la factoría de la marca japonesa en Barcelona. 

Para la ocasión, probaremos la versión más completa: el X 250 d 4MATIC, equipado con un motor de ciclo diésel de 2,3 litros, biturbo, con 190 CV de potencia, asociado a una transmisión automática con convertidor de par, de siete velocidades, así como con la terminación superior Power. ¿Sus grandes rivales? Los Volkswagen Amarok, Ford Ranger, Toyota Hilux...

Mercedes-Benz, más información:

¿Puede un pick-up tener un diseño Premium?

A simple vista, el Mercedes-Benz Clase X 2018 cuenta con un frontal inspirado en el de los SUV y los TT de la marca, más vistoso que el de la mayoría de sus competidores. Además de la generosa parrilla y los cromados del paragolpes, en el acabado Power de nuestra unidad, destacan los faros con tecnología de tipo LED, para el alumbrado de cruce y carretera.

Te podrá gustar o no. Pero es innegable que el Mercedes Clase X cuenta con un aspecto más distinguido que el de sus rivales. 

Mercedes-Benz Clase X 2018

¿Y qué hay del interior?

En el habitáculo, hay cromados, materiales plásticos blandos en la parte alta del salpicadero y una instrumentación específica. En conjunto, puede decirse que tiene un diseño más cercano al de un turismo que al de un vehículo industrial; al menos, así lo demuestran elementos como el volante multifunción o el mando giratorio, ubicado entre los asientos, para controlar el sistema multimedia.

Sin embargo, cuenta con detalles poco habituales en otros modelos de la marca. Por ejemplo, el volante no ofrece reglaje en profundidad, los asientos traseros tienen un respaldo bastante vertical (aunque hay espacio de sobra para los ocupantes) y, aun siendo el referente en la categoría por calidad de acabados, está algo por debajo de lo habitual en la marca. ¿Una curiosidad? A diferencia de otros Mercedes-Benz, la palanca del cambio automático se sitúa en la parte baja de la consola central y no en la columna de la dirección.

Mercedes Clase X 2018

Mercedes Clase X 2018: ¿cómo va en marcha?

Como ya te hemos dicho al comienzo de esta noticia, el Mercedes-Benz Clase X 2018 hereda el chasis del Nissan NP300 Navara, aunque los ingenieros de la firma alemana han optado por una puesta a punto específica para las suspensiones, la dirección y las ayudas electrónicas a la conducción. Entre las modificaciones más significativas, se encuentran unas vías ensanchadas 7,0 centímetros, la incorporación de unos discos de freno traseros, así como una altura rebajada en 20 milímetros

Al arrancar, el motor 2.3, biturbo, de 190 CV, cobra vida de forma agradable. Con una aceleración de 0 a 100 km/h en 11,8 segundos y 176 km/h de velocidad máxima, sus prestaciones también son notables, teniendo en cuenta que pesa 2.234 kilos. Respecto a la transmisión automática de siete velocidades, se puede manejar de forma secuencial desde la palanca y, aunque no destaca por velocidad, las transiciones entre marchas se producen de forma suave y sin tirones... como debe ser en un vehículo de estas características.

Mercedes-Benz Clase X 2018
Mercedes-Benz Clase X 2018

Tal vez el punto más destacado de este Mercedes-Benz sea el confort de marcha: es silencioso, suave, agradable y, en autopista, muestra un gran aplomo a alta velocidad. Además, los rebotes típicos de los pick-up, cuando se rueda sin carga, se reducen a la mínima expresión, gracias a que la suspensión trasera cuenta con muelles en vez de ballestas.

Por otro lado, la dirección se muestra precisa en curva, mientras que el conjunto cuenta con unas reacciones nobles y predecibles. Ahora bien, las inercias hacen que la carrocería balancee de forma notable, algo normal, ya que no está pensado para trazar curvas a toda velocidad. Por lo demás, tan solo el amplio radio de giro puede suponer un problema al maniobrar en lugares poco espaciosos. 

¿Cómo va en campo?

Durante nuestra prueba, no hemos tenido oportunidad de probar las capacidades del Mercedes-Benz Clase X 2018 fuera del asfalto. Aun así, esta versión puede incorporar un sistema de tracción total conectable, con reductora, y control de descensos de pendientes de modo que, sobre el papel, debería estar cerca de un buen TT, por eficacia en campo. 

También te puede interesar:

Mercedes Clase X 2018

Mercedes Clase X 2018: gama y precios 

El Mercedes Clase X 2018 está disponible con dos variantes del mismo propulsor de ciclo diésel de 2,3 litros, que ofrece 163 o 190 CV, en función de si equipa uno o dos turbos. En ambos casos, incorpora una caja de cambios manual de seis velocidades, de serie, mientras que en opción, puede incorporar una transmisión automática de siete velocidades.

En cuanto a los acabados, el Mercedes-Benz Clase X 2018 está disponible con tres terminaciones: Pure, Progressive y Power.

  • Qué tiene el acabado Pure. La versión de acceso del Clase X 2018 equipa volante multifunción, aire acondicionado, equipo de audio con USB, llantas de acero de 17 pulgadas, retrovisores eléctricos...
  • Qué tiene el acabado Progressive. En la terminación intermedia, este pick-up cuenta con un aspecto más refinado, gracias a que incluye una parrilla frontal cromada, paragolpes en el color de la carrocería, llantas de aleación de 17 pulgadas, retrovisores calefactados, un equipo de audio con ocho altavoces, iluminación interior en los umbrales y los pies; volante, caja de cambios y freno de mano acabados en cuero...
  • Qué tiene el acabado Pure. Es la terminación superior del Mercedes-Benz Clase X 2018. Entre los elementos más destacados incorpora unos faros con tecnología de tipo LED, una protección en la parte baja del paragolpes, llantas de aleación de 18 pulgadas, paragolpes trasero cromado, tapizado con símil de cuero, climatizador automático bizona...

Motor (turbodiésel)  

Potencia

Precios oficiales

Mercedes-Benz X 220 d

 163 CV

Desde 37.133 euros

Mercedes-Benz X 220 d 4MATIC

 163 CV 

Desde 40.677 euros

Mercedes-Benz X 250 d

 190 CV

Desde 41.114 euros

Mercedes-Benz X 250 d 4MATIC

 190 CV Desde 44.203 euros

Mercedes-Benz Clase X

Motor Diésel, 4 cilindros en línea, biturbo, 2.299 cm3
Potencia 190 CV a 3.750 rpm / 450 Nm entre 1.500 y 2.500 rpm
Caja de cambios Automática con convertidor de par, siete velocidades
0-62 mph 11,8 segundos
Velocidad máxima 176 km/h
Consumo 7,9 l/100 km
Tracción Total conectable
Peso en vacío 2.234 kilos
Número de asientos 5
Capacidad del maletero -
Precio base 44.203 euros

Mercedes-Benz Clase X 2018