Prueba Toyota Hilux 150D VXL 2018, aliado fiel

Tras un largo periodo de penurias, desde hace más de un año, los pick-up están considerados como turismos en algunos aspectos, por lo que pueden circular a 120 km/h en autovías y autopistas. Por eso, más que nunca, resulta interesante analizar uno de los mejores representantes del segmento, el Toyota Hilux 2018.  

Por equipamiento y diseño, las últimas generaciones de estos vehículos nos han hecho olvidar aquellos espartanos modelos, pensados únicamente para ayudar al trabajador en el campo. Ahora, también poseen un componente recreacional muy atractivo, como queda de manifiesto en el nuevo acabado VXL del modelo japonés. 

Dirigida al cliente particular, esta variante suma un equipamiento digno de cualquier buen SUV. Lo puedes comprobar en el listado del final de este artículo, aunque ya te adelantamos una pequeña parte de la dotación: climatizador automático, llantas de aleación de 18 pulgadas y Bluetooth.

 

Caja de carga muy amplia

No obstante, comencemos por la faceta que más tiempo le ocupará en el día a día: la laboral. Con la carrocería Doble Cabina, la caja de carga ofrece unas dimensiones bastante destacadas: 157 centímetros de longitud, 164 de anchura y 78 de altura. Para poder acoplar objetos voluminosos y pesados, como alpacas de paja, sin que el coche se hunda, entran en acción las ballestas, dispuestas en el eje rígido trasero. 

Prueba Toyota Hilux 2018 150D VXL
Prueba Toyota Hilux 2018 150D VXL
Prueba Toyota Hilux 2018 150D VXL

¿Necesitas transitar por terrenos escarpados o por caminos con fuertes desniveles? En estos casos, el conductor puede engranar la t...