Toyota Hilux 2018, a por el cliente particular

Corren buenos tiempos para los pick-up. Desde el pasado verano, son considerados como turismos, en lo que a límites de velocidad se refiere. Ante este nuevo periodo, el Toyota Hilux 2018 busca atraer también como vehículo lúdico, y no solo como socio en las jornadas de trabajo. En esta primera prueba, dimos fe de esta nuevo cariz recreacional. 

La nueva normativa de los pick-up:

Ahora que la veda se ha abierto, el modelo japonés, líder de ventas en España durante los últimos diez años, incorpora el nuevo acabado VXL. Dirigido al cliente particular, incluye un equipamiento para poder presumir de vehículo. No en vano, viene con llantas de aleación bicolor de 18 pulgadas, climatizador automático, sensores de aparcamiento traseros, barras antivuelco y estriberas laterales. 

Toyota Hilux 2018

Toyota Hilux 2018, equipamiento de turismo

Además, incorpora tres ayudas electrónicas a la conducción, englobadas bajo el nombre Toyota Safety Sense. Se trata del asistente de frenada de emergencia automática en ciudad y de los sistemas de alerta por cambio involuntario de carril y de reconocimiento de señales de tráfico. ¡Quién diría, hace unos años, que un pick-up podía equiparse como un buen turismo!

Además del nivel VXL, el Toyota Hilux 2018 cuenta con otros tres. El GX y el VX están pensados para el cliente profesional, mientras que el Limited supone el tope de gama y trae, principalmente, tapicería acabada en cuero, asientos calefactables y faros con tecn...