Dentro de su plan de devolver a la vida los iconos clásicos que le dieron esplendor y buenas ventas en el pasado, Renault va a 'resucitar' como coches eléctricos a los Renault 5 y Twingo originales. Pero también habrá una versión moderna y libre de emisiones del Renault 4 (4L, Cuatro Latas o como quieras llamarlo).

Sí, el que muchos consideran el primer todocamino de la historia (junto a otro ilustre como el Citroën 2CV), tendrá una nueva vida dentro de poco. Pero hasta entonces, si no quieres esperar o el mundo eléctrico no es lo tuyo, queremos mostrarte una forma curiosa de volver a disfrutar del querido modelo de la marca francesa.

Y también barata, claro, ya que el precio de esta alocada preparación nos ha parecido verdaderamente asequible, teniendo en cuenta el buen resultado final. Por supuesto, el trabajo es obra de los geniales diseñadores de la compañía japonesa Damd.

Galería: Renault 4 clásico moderno de Damd

Seguramente, si te suena ese nombre, tendremos parte de culpa, porque nos declaramos admiradores absolutos de todas sus creaciones, desde esos Aston Martin o Toyota GR86 que toman como base un Mazda MX-5 hasta las que protagoniza el Suzuki Jimny, el todoterreno más barato del mercado español, en el 4x4 de las mil caras.

Debajo te dejamos algunos ejemplos en forma de fotos, aunque con Damd todo es posible, al convertir el Jimny en un Land Rover Defender clásico, en el icónico Mercedes-Benz Clase G, en un 4x4 deportivo como el Mercedes-AMG G 63 o en un TT puramente americano, como es el Ford Bronco original. Incluso, han ido un paso más allá y han hecho que se convirtiera en leyendas de los rallies, como el Renault 5 Turbo o el Lancia Delta Integrale. Ahí es nada...

Suzuki Jimny de Damd, convertido en Mercedes Clase G

Suzuki Jimny de Damd, convertido en Mercedes Clase G

Suzuki Jimny convertido en Ford Bronco

Suzuki Jimny convertido en Ford Bronco

Jimny 'Little D' by DAMD

Suzuki Jimny convertido en Land Rover Defender

Un Suzuki barato que se convierte en un Renault clásico

En este caso, la clave está en tomar como base un sencillo Suzuki Alto Lapin: un modesto kei-car japonés, de apenas 64 CV y que cuesta algo más de 8.000 euros, al cambio actual.

A partir de ahí, al sumar un kit de carrocería que vale aproximadamente unos 2.400 euros al cambio (incluyendo impuestos), Damd conforma un Renault 4 único ¡por poco más de 10.000 euros!

¿Qué incluye el kit? Pues lo clásico en la empresa: parrilla delantera, carenado delantero con kit de luces, guardabarros delantero, carenado del capó, paragolpes delantero, carenado posterior con kit de luces traseras, paragolpes trasero y kit para las puertas.

Llegados a este punto, debemos decir que hay un segundo kit, con retrovisores redondos entre otras diferencias, y que los neumáticos que monta son unos Bridgestone en medida 155/65/13, sobre llantas Michelotti Dean (de Crimson Inc.), imaginamos que con un sobreprecio adicional.