Si pensamos en automóviles de los años 80, seguro que nos vienen a la mente modelos icónicos como el BMW Serie 3 E30, el Mercedes-Benz 190 o el Volkswagen Golf Mk2, pero siempre habrá modelos que, a pesar de haber estado muchos años a la venta, una vez desaparecen del mercado se olvidan por completo.

Es el caso del predecesor del Toyota Yaris, el llamado Toyota Starlet, que estuvo a la venta entre los años 1978 y 1999, si bien tiene sus raíces en el Toyota Publica de 1973, que se presentó en Japón como el Publica Starlet, una versión coupé del Publica.

Galería: Toyota Starlet (1978-1999)

Las moderadas ventas de este coche quedaron atrás con el lanzamiento del Toyota Starlet, presentado en el salón del automóvil de Ginebra de 1978, y que fue un modelo que se convirtió rápidamente en todo un éxito.

Con 3,7 metros de longitud, no distaba mucho del Volkswagen Golf de la época, si bien su rival más directo era el Volkswagen Polo. Su estilo moderno impulsó las ventas, e incluso hubo una versión de corte ranchera o familiar, en 1979.

Toyota Starlet (1978-1999)
Toyota Starlet (1978-1999)

Bajo su sencilla apariencia, el Starlet de tracción trasera escondía motores de entre 1,0 y 1,3 litros, con potencias de 45 a 65 CV, pero a diferencia de rivales como el Polo o el Ford Fiesta, ofrecía la opción de contar con dos puertas traseras, algo que el alemán y el americano no ofrecieron hasta principios de los años 90. En 1983 Toyota llevó a cabo un restyling para poner al día el modelo.

El segundo Toyota Starlet, denominado internamente como P7, dio un verdadero salto adelante a principios de 1985, por fin con un chasis más moderno y tracción delantera, así como motores de cuatro cilindros de nuevo desarrollo con tecnología multiválvulas (999 cm3 de 54 CV y 1.295 cm3 de 74 CV), y posteriormente un 1.5 diésel de 54 CV, en 1987.

Toyota Starlet (1978-1999)

En esta segunda generación se dijo adiós a la versión familiar, pero se estrenó un diseño con líneas creadas en colaboración con Giugiaro. Como su predecesor, estaba disponible en versiones de tres y cinco puertas.

El Starlet P8 llegó en 1990 y no cambió mucho a nivel técnico, aunque en ciertos mercados ofrecía únicamente el bloque 1,3 litros con 75 CV y la carrocería tres puertas. A pesar del nuevo diseño, siguió siendo un coche realmente fiable.

Toyota Starlet (1978-1999)
Toyota Starlet P8 (versión japonesa)
Toyota Starlet (1978-1999)
Toyota Starlet P9

Finalmente el último Starlet llegó a Europa en 1996, tres años antes de que el nuevo Yaris heredara la serie. En cuanto al diseño, el P9 era el más racional de todos, y volvió a estar disponible en versión de cinco puertas.

El motor de gasolina y cuatro válvulas, con una cilindrada de 1,4 litros, una potencia de 75 CV y heredado del Corolla, tuvo buenas críticas, aunque no tanto el equipo de frenos del modelo. Curiosamente, a partir del P7 ningún Starlet tuvo un restyling en Europa.