Hace aproximadamente un año, Volkswagen retiró de su catálogo el Polo GTI principalmente por las normas medioambientales, cada vez más estrictas, que han condenado a muchos pequeños deportivos. Por este motivo, pensamos que no volveríamos a ver este coche, ya que resultaba lógico que la marca alemana se concentrase en modelos más rentables.

Pero en la vida hay sorpresas muy positivas y, al desvelarse el restyling del Polo (tienes toda la información abajo en un enlace), supimos que el Polo GTI se mantendrá en la familia. Esta variante de altas prestaciones se presentará este mismo verano.  

Galería: Volkswagen Polo 2021

El motor seguirá siendo el turboalimentado de gasolina 2.0 TSI que, en lugar de los 200 CV de antes, ahora podría alcanzar los 207 CV y, además, emitir menos dióxido de carbono. El modelo anterior recurría tanto a una caja manual de seis velocidades como a la transmisión automática de doble embrague DSG, con el mismo número de marchas. 

Ojalá se mantengan estas dos opciones (suponemos que la DSG será la de siete relaciones en el nuevo modelo) para que los clientes puedan elegir en función de sus gustos y preferencias. El coche seguirá siendo de tracción delantera y mantendrá el control electrónico del diferencial XDS, que realiza un trabajo similar al de un autoblocante. 

Galería: Volkswagen Polo GTI 2018

A diferencia de los Volkswagen Golf, T-Roc y Tiguan, el Polo no tendrá derecho a una versión R, pero esto no supone ninguna sorpresa. Suficiente alegría nos hemos llevado al saber que el GTI seguirá entre nosotros unos cuantos años más...

Para aquellos que no quieran tanta potencia, pero sí una imagen deportiva, su elección debe ser el Polo R-Line, disponible con motores 'normales' y que suma muchos componentes específicos, como paragolpes, llantas de aleación Valencia de 16 pulgadas, embellecedores de escapes... 

Lo normal es que, estéticamente hablando, el Polo GTI se parezca a su hermano mayor, el Golf GTI. Así, deberíamos encontrar el logotipo GTI repartido por diversos puntos de la carrocería, una tira roja uniendo los dos faros, una trama en forma de panal de abeja en el frontal, una nueva firma luminosa de LED, una doble salida de escape y un marcado difusor, entre otras soluciones deportivas. 

El rival más directo del modelo alemán será el magnífico Ford Fiesta ST, sin olvidarnos del Hyundai i20 N o el MINI Cooper S. El brutal Toyota GR Yaris, con 261 CV, tracción total y autoblocantes en ambos ejes (con el Circuit Pack) está a otro nivel.