Esta semana, la marca checa Skoda ha celebrado su habitual rueda de prensa anual, en la que además de sus resultados, ha anunciado algunos de sus planes más inmediatos, como la presentación de su utilitario, el Skoda Fabia 2021, que conoceremos muy pronto, concretamente en el mes de mayo.

Quizá la noticia más sorprendente de las anunciadas por Skoda en la citada rueda de prensa es el hecho de que el Skoda Fabia Combi, la versión familiar del modelo, confirmada hace unos meses, no será lanzada al mismo tiempo que el modelo de cinco puertas.

De hecho, el Fabia Combi no se espera hasta 2023, así que todavía tardará dos años en aterrizar en el mercado. Su producción se llevará a cabo, cuando toque, en la planta de la marca en Kvasiny, República Checa, una vez la fabricación del Superb se traslade a la factoría del Grupo Volkswagen en Bratislava, Eslovaquia.

Galería: Skoda Fabia 2021, coche camuflado

Este 2021 va a ser un año ajetreado para el fabricante del Grupo Volkswagen, ya que también están planeados los restyling de dos de sus modelos SUV, el Skoda Karoq y el Skoda Kodiaq, y la versión más pasional de su primer eléctrico, el Enyaq iV Coupé.

Este SUV eléctrico en versión coupé, primo hermano del futuro Volkswagen ID.5, debería ofrecer la misma oferta mecánica (y 100% eléctrica) del Enyaq iV convencional, con opciones de entre 148 y 306 CV, con uno o dos motores (y por tanto de tracción delantera o total), y con tres baterías de diferente capacidad.

El máximo responsable de Skoda, Thomas Schäfer, ha asegurado además que la marca tendrá también un modelo eléctrico más pequeño, posicionado por debajo del Enyaq iV, aunque no ofreció más detalles al respecto. En cualquier caso, se cree que podría ser el equivalente checo al Volkswagen ID.3.

Skoda Fabia 2021, coche camuflado

Los planes de la compañía también contemplan un modelo eléctrico todavía más pequeño que el hipotético ID.3, que podría remplazar al Citigo-e iV, hermano de los SEAT Mii electric y Volkswagen e-Up!. 

El mandamás de Skoda también ha prometido que la marca conservará su filosofía de ofrecer modelos asequibles, para lo que lanzará nuevos acabados de acceso a la gama en diferentes vehículos. "Se han rebajado los costes al máximo y por tanto serán atractivos para un mayor grupo de clientes", afirmaba Schäfer.